Entre Ríos: fuerte tensión por los cortes

Entre Ríos: fuerte tensión por los cortes
El gobernador Urribarri advirtió que usará la fuerza pública para liberar los pasos a Uruguay; los asambleístas están divididos
La tensión entre los asambleístas entrerrianos y el gobernador Sergio Urribarri trepó ayer un nuevo escalón después de que el mandatario provincial advirtiera que está dispuesto a usar las fuerzas de seguridad a su alcance para impedir nuevos cortes. Los asambleístas de Gualeguaychú, Colón y Concordia compartían anoche una larga reunión en la que debatieron cómo enfrentar la situación.

Pese a que desde la tarde de ayer las declaraciones de Urribarri exacerbaron la posición de los asambleístas y generó la decisión de seguir adelante con la idea de cortar los tres puentes internacionales, en la reunión de anoche esa posición encontró un duro cuestionamiento por parte de quienes, por el contrario, proponían bajar los decibeles y dejar pasar unos días hasta anunciar algún nuevo corte de ruta, sea en Colón o Concordia.

"No es el momento, así vamos a un enfrentamiento", dijo uno de los asambleístas que tomó el micrófono en el encuentro que a puertas cerradas se desarrollaba anoche en la Casa de la Cultura de Gualeguaychú. Del encendido debate participaron asambleístas de esa ciudad, de Colón y un número menor de concordienses.

Cerca de la medianoche nadie se animaba a arriesgar un resultado final de la discusión. El debate se trabó porque, por otra parte, no eran pocos los participantes que mantenían la posición de cortar la ruta 135 que conduce al puente General Artigas que une Colón con Paysandú.

"Hay que esperar. La única palabra oficial será el comunicado de la Asamblea", dijo Oscar Bargas ante una consulta de LA NACION. Las respuestas eran las mismas ante cualquier asambleísta consultado.

Horas antes, el gobernador Urribarri había advertido: "Lo que nosotros vamos a hacer con nuestra fuerza de seguridad, hasta donde nuestra facultad nos lo permite, es impedir que nadie en Entre Ríos, ya sea en nuestros cruces internacionales y en nuestras rutas, intente cortar", afirmó. Y volvió a cargar contra los ambientalistas que rechazan la instalación de la pastera Botnia al afirmar que "están jodiendo a los que laburan, además de perjudicar a los turistas y a la provincia".

En Gualeguaychú tomaron el guante y replicaron con un fuerte desafío al mandatario provincial. "No vamos a pedir clemencia. Si Urribarri quiere desalojarnos que haga la prueba y se haga cargo luego de lo que puede terminar generando esa medida", afirmó el asambleísta Jorge Fritzler ante una consulta de LA NACION.

"Los cortes en Colón y Concordia ya están aprobados, lo único que queda por resolver es el alcance, la modalidad y la fecha, cuestiones que mantendremos en reserva", afirmó Fritzler.

Desde que los ambientalistas hicieron circular el rumor de que podrían extender el corte de Gualeguaychú al resto de los pasos fronterizos a Uruguay durante la temporada de verano, la tensión en torno del conflicto no ha parado de crecer.

Primero fue el jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien condenó el método de la protesta contra la pastera de capitales finlandeses, y marcó así un giro copernicano en la política kirchnerista, que hasta ahora, y sobre todo en la administración de Néstor Kirchner, alentó a los ambientalistas en su reclamo contra la supuesta contaminación del río Uruguay que provocaría la planta fabril. En Gualeguaychú, el corte de la ruta 136 se mantiene de manera ininterrumpida desde el 20 de noviembre de 2006.

A las palabras de Massa se sumaron varios referentes de la oposición, quienes coincidieron en destacar que el corte de rutas es una metodología equivocada y agotada, aunque sin olvidarse de destacar la ambigüedad con la que el kirchnerismo ha manejado la crisis con Uruguay.

Pero sin dudas que el crítico más duro ha sido Urribarri, quien marcó una clara diferenciación con su antecesor, el también peronista y actual legislador provincial Jorge Busti.

Ayer, Urribarri avanzó un casillero en su ofensiva contra los ambientalistas de su provincia, al afirmar su disposición a utilizar la fuerza pública para evitar futuros cortes.

Plan de prevención

Es más, reveló que su administración viene trabajando "desde hace seis meses en un plan de prevención para terminar con los cortes". Pero no abundó en detalles sobre si contará sólo con efectivos provinciales para evitar futuros bloqueos o si tendrá apoyo de fuerzas de seguridad nacionales, como la Gendarmería.

Si se toma en cuenta el desafío de los asambleístas, esa incógnita se revelará en poco tiempo. En un nuevo ataque contra la asamblea de Gualeguaychú, Urribarri dijo que el de los cortes de rutas "es un modo de protesta que no tiene sentido".

Fritzler, desde Gualeguaychú, le replicó al gobernador recordándole que "debería saber que no puede mandar a la policía porque es una ruta de jurisdicción nacional" en la que se desarrolla el corte.

Informe de Jorge Riani

Cronología

13 DE DICIEMBRE DE 2008

"Botnia no contamina"

Sergio Urribarri aseguró que no se veían consecuencias producidas por la pastera finlandesa en el río Uruguay.

2 DE ENERO DE 2009

"El corte es ilegal"

Los asambleístas rechazaron el pedido del gobernador de levantar el corte del puente internacional.

7 DE ENERO DE 2009

Críticas de Massa

El jefe de Gabinete llamó a la reflexión a los asambleístas y les pidió que cambiaran el método de protesta porque era "un error".

10 DE ENERO DE 2009

Impedir el bloqueo

El gobernador aseguró que "tomaría todas las medidas necesarias" para impedir los cortes en Colón y Concordia.

12 DE ENERO DE 2009

Rechazo total a los cortes

Urribarri dijo que nadie "impedirá el paso" en cruces internacionales. "Están jodiendo a los que laburan", aseguró.

Comentá la nota