Entre Ríos firmó por las Asignaciones

En representación del gobernador Sergio Urribarri, el vicegobernador José Lauritto, firmó el convenio de adhesión al programa de asignación universal por hijo en un acto que encabezó la presidenta Cristina Fernández de Kichner en la Casa Rosada.
La presidenta Cristina Fernández volvió ayer a defender la política social del gobierno y reclamó "códigos que no sean binorma" a la hora de calificar lo que es "clientelismo".

La jefa del Estado se tomó de un artículo periodístico que decía que "cuando los subsidios se les dan a los pobres se habla de clientelismo pero cuando se les dan subsidios a los ricos y a los empresarios para que promuevan la industria es promoción de la actividad económica".

Fernández de Kirchner hizo esta fuerte defensa de la política social del gobierno al encabezar en la Rosada el acto de firmar del Convenio de Cooperación en el marco de la Asignación Universal por hijo con las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

Del acto participaron los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) -que por "un problema de horario" llegó tarde, según aclaró la presidenta- y Hermes Binner (Santa Fe), y el vice de Entre Ríos, José Lauritto, en representación del gobernador Sergio Urribarri.

En la oportunidad, la primera mandataria agradeció "el esfuerzo" realizado por el personal de la ANSES y el ministerio de Desarrollo Social para poner en funcionamiento los programas de ayuda social.

En este marco, destacó que desde que desde el 9 al 23 de noviembre se atendieron a 1.418.000 personas para consultar sobre el plan de Asignación Universal y adelantó que el primero de diciembre los padres de 2.689.500 niños percibirán ese beneficio.

En el camino de defender la política social de su administración, Fernández de Kirchner también señaló que en diciembre se incorporarán 19.064 personas al Programa Argentina Trabaja que impulsa la formación de pequeñas cooperativas de trabajo.

Comentá la nota