Entre rejas: Carrascosa ya cumple prisión por el homicidio de su esposa.

En medio de un operativo mediático policial, el viudo de María Marta García Belsunce llevado, esposado, a la comisaría 1ª. La Cámara de Casación Penal lo sentenció por el asesinato. La defensa apelará
Carlos Carrascosa, condenado a prisión perpetua por la Cámara de Casación Penal bonaerense que lo encontró culpable del homicidio agravado de su esposa María Marta García Belsunce, fue detenido este viernes en la vivienda que habitaba en un country de Escobar.

De esta forma, a pedido del fiscal Diego Molina Pico, los jueces del Tribunal Oral Criminal 6 de San Isidro, ordenaron la detención del viudo que se cumplía esta tarde.

Antes, el fiscal de San Isidro, Diego Molina Pico, había pedido la inmediata detención de Carlos Carrascosa por el homicidio calificado por el vínculo de su esposa.

La solicitud fue presentada pasadas las 10.30 en la mesa de entradas del Tribunal Oral Criminal 6 de San Isidro, el mismo que en febrero del 2007 condenó al viudo a cinco años y medio de prisión, por el encubrimiento del crimen cometido en octubre de 2002.

En tanto, los abogados de Carrascosa ya realizaron la reserva para apelar ante la Suprema Corte de Justicia Bonaerense el fallo de la Cámara de Casación.

Fuentes de la defensa informaron que el abogado Diego Ferrari viajó a la ciudad de La Plata para notificarse del fallo de Casación y hacer la reserva para apelar ante el máximo tribunal provincial, para lo cual cuenta con 20 días de plazo.

CARRASCOSA SORPRENDIDO POR EL FALLO. Este jueves, el viudo había terminado de almorzar y regresaba manejando a su casa cuando una periodista llamó para preguntarle si era cierto que la Cámara de Casación lo había condenado a prisión perpetua por el crimen de su mujer, María Marta García Belsunce. Así se enteró Carlos Carrascosa del fallo en contra. Llegó a la casa que comparte con su amigo Héctor Liñeiro en el Barrio Náutico Centro Urbano Bahía (CUBE), en Escobar, y llamó a sus abogados, que también se enteraron por los medios.

"Estoy tranquilo, espiritualmente con paz interior", dijo Carrascosa, quien sigue sosteniendo que no tiene nada que ver con el crimen. La familia de la víctima también recibió con asombro la decisión del Tribunal. "Estoy sorprendido, no esperaba esta decisión", sostuvo Carrascosa, que descansó durante la tarde, no quiso mirar televisión y recibió a familiares y amigos. Como siempre, estuvo acompañando por Liñeiro, con quien vive desde que dejó la casa del country Carmel donde fue asesinada María Marta.

El jueves a la noche cenaba con amigos esperando que la apelación de sus abogados le permita no volver a prisión. Un patrullero hacía guardia en la puerta del barrio.

Comentá la nota