Entre opositores y oficialistas

Los diputados nacionales por el justicialismo riojano tienen trabajo asegurado para el año que viene. Aunque a algunos de ellos no les guste, y aunque seguramente tengan a un Jorge Yoma con protagonismo en los medios (dicen que se arregló con los K luego de grandes diferencias), los riojanos deberán dar nueva prueba de fe kirchnerista pues la nueva oposición ya anunció que tocará temas urticantes que inciden directamente sobre la provincia.
Esto es porque varios diputados electos –de gran peso político- anunciaron sus primeros proyectos. Por ejemplo, Pino Solanas, que preside un bloque (Proyecto Sur) de cinco diputados, presentará un proyecto para suspender todas las iniciativas de mineras metalíferas a cielo abierto. Ricardo Alfonsín, que tendrá 43 diputados radicales detrás, presentará otro proyecto que fue bandera de su correligionario riojano Julio Martínez: hacer coparticipable con las provincias el impuesto al cheque, que hoy queda todo en la Nación. Y Felipe Solá, jefe del bloque del peronismo federal, de 30 miembros, presentará otro proyecto para aumentar la masa de los recursos coparticipables con las provincias.

Aunque ya se sabe que la Presidenta recurrirá al veto para frenar las iniciativas de la oposición que no se avengan al proyecto K, la situación parlamentaria del oficialismo se ve hoy con un horizonte tormentoso. Dentro de ese panorama, el matrimonio K cuenta casi ciegamente con el gobernador riojano y por extensión, en sus diputados y senadores. La relación Kirchner-Beder está tan afianzada que la semana pasada, Beder acompañó a Néstor, en un avión privado, junto a otros cuatro gobernadores, a un acto político en Chubut (territorio de su ahora opositor Das Neves) donde previamente hubo momentos de tensión con detenidos y disparos de armas de fuego. En esa región del país, la situación política es muy tensa y Kirchner tiene allí como uno de sus principales operadores al secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Por eso es que si bien Tere Luna es la responsable de organizar el encuentro de concejales K que tendrá como escenario el teatro provincial, Néstor aparecerá allí de la mano de Beder Herrera. Pero con la ley kirchnerista de reforma política (electoral en realidad), esta relación deberá perdurar hasta agosto del 2011, que es la fecha que la ley fija para las internas abiertas, obligatorias y simultáneas. Y nadie puede decir hoy qué pasará en la Argentina del 2010, menos aún para el 2011. Además, toda ley se puede modificar, dejar en suspenso, etc. Ya sucedió ¿o no?

Si bien el sistema jurídico institucional argentino posibilita que gran parte de la iniciativa la tenga el Ejecutivo, ahora la oposición está dispuesta a darle batalla al kirchnerismo. Especialmente Duhalde, quien arrancó el aplauso de unos 800 industriales denostando a Kirchner. Pero en ese acto hubo más de una novedad: estuvieron los dirigentes ruralistas de la mesa de enlace. El otro orador fue el radical Rodolfo Terragno, quien prácticamente dio aval al "gobierno patrio" que planteó Duhalde para el 2011 y reveló que hay conversaciones avanzadas para ello. Ya existiría un primer borrador con cuatro puntos: educación, inversiones, seguridad y pobreza.

Ese borrador tendría el aval de Julio Cobos, quien ya se mostró con Chiche Duhalde y Lavagna. Y aprovechará las vacaciones para hacer campaña. Va a ir a Jesús María y hay radicales riojanos gestionando que venga a La Rioja. Cobos no es tanto como parece porque tiene operando al gordo Baglini y a Jesús Rodríguez y la nueva conducción del radicalismo nacional, -encabezada por el también mendocino Ernesto Sanz-, que asumirá mañana viernes, tiene gran participación de su sector.

Precisamente un pro-Cobos, como Guillermo Galván, asumirá hoy su banca y lo hará en medio de un cuasi acto de apoyo de los radicales en la Legislatura, cosa que no se veía desde hace años. Una Legislatura que comienza su nuevo período, con más diputados justicialistas y con una menguada minoría opositora (radical). Pero también con diputados "provisorios" (¿?) y legisladores acusados de gozar de jubilaciones truchas (el ex diputado Lucero dice que hay más diputados en esa situación) y de usurpar pensiones de Malvinas. ¿Harán algo al respecto sus compañeros de bancada?

Comentá la nota