Entre halagos y reclamos

“Revisamos 197 años de la historia patria y 155 de historia constitucional. Hicimos lo humanamente posible para que este trabajo sea lo más prolijo posible. Puedo decir que las leyes que hoy compendiamos son el fluido vital de Tucumán”, señaló el legislador Sisto Terán.
Luego, el alperovichista dijo que la creación del Digesto Jurídico es un tributo “formidable” para dos tucumanos: Juan Bautista Alberdi y Marco Avellaneda. “Quiero aclarar que no estamos enterrando leyes. Estamos resucitando normas, las estamos recuperando para la prosperidad”, sostuvo, en alusión a que los textos abrogados integrarán un anexo del Digesto Jurídico. “No se puede tomar para la ‘chacota’ esta tarea fenomenal que hicimos”, protestó.

Otro que formulo una encendida defensa de la revisión normativa fue el presidente de la comisión redactora, José Alberto Cúneo Vergés. “En lugar de ser callejones sin salida, las comisiones internas de trabajo fueron amplias avenidas. La decisión fue audaz y comprometedora, pero en abril podremos decir que este es el marco legal vigente. No estamos fulminando leyes sino clasificándolas”, planteó.

El republicano Ricardo Bussi ponderó la sanción del Digesto, pero reclamó al oficialismo que cada asunto sea debatido con la madurez de esta ocasión. “Fue una semana histórica, un paso cualitativo importante. El Digesto es uno de los pilares de la seguridad jurídica y esto nos reconcilia, como legisladores, con nuestra función”, afirmó. Luego, lanzó sus críticas. “Lo que logramos es incuestionable: participamos todos y fuimos escuchados por el oficialismo. Podemos decir que el trabajo de los opositores está reflejado y eso hace honor a la democracia. Pero ‘una golondrina no hace verano’. Tengamos cuidado, porque si volveremos a ser ninguneados esta habrá sido una sesión inédita, no histórica”, sentenció el legislador.

El opositor Esteban Jerez reivindicó la labor del Parlamento. “Muchas veces criticado, hoy cumplió una labor provechosa para la ciudadanía. Estamos dignificando al Poder Legislativo”, sostuvo. También, destacó la trascendencia del ordenamiento legal. “El sistema normativo tucumano estaba en crisis, con normas contradictorias que convivían unas con otras. Por eso era necesario este trabajo y pudimos cambiar la realidad: siempre vamos por detrás de los acontecimientos, pero hoy es al revés”, dijo. El legislador del bloque Alberdi también aprovechó para cargar contra el oficialismo. “El de hoy debería llamarse el Día de la Tolerancia en la Legislatura. Pudimos coincidir, escuchar críticas y debatir con respeto. Anhelo que se siga trabajando con la sinceridad y con la seriedad con la que hoy se lo hizo”, reclamó.

El presidente del bloque Tucumán Crece, Roque Alvarez, cerró las deliberaciones con una ponderación de lo realizado. “Este cuerpo trabajó como tal. Con esto venimos a ratificar que adoptamos el gobierno de las leyes”, remarcó.

Comentá la nota