Entre la gripe y la crisis, el comercio sigue sufriendo

Ricardo Orgambide, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Zárate, se refirió además a los aumentos en las tarifas de energía y que ello desencadena variados aumentos en los productos. Dijo que "si el comerciante tiene incrementos de precios, los tiene que trasladar indefectiblemente al consumidor". Las ventas siguen en baja.
El presidente del Centro del Comercio e Industrias de Zárate, Ricardo Orgambide, en diálogo con EL DEBATE, se mostró preocupado por la situación que atraviesan algunos rubros comerciales y sostuvo que si "el Gobierno no sigue subvencionando las tarifas energéticas, perjudicará muchísimo al comercio".

Al referirse a la pandemia de gripe, y particularmente al ámbito local, el dirigente manifestó que "ha cedido bastante, pero no hay que aflojar con las precauciones, debemos estar atentos porque si hay un rebrote no sería bueno que los comercios sufran nuevamente el parate que ya sufrieron".

Cierto temor

Añadió que "la gente en algunos casos ha tomado cierto temor, ciertas precauciones de no acudir a algunos lugares, entonces no queremos ser ‘fusible’ del rebrote que pueda haber".

Por ese motivo aseguró que "hay que seguir con las mismas precauciones, que están teniendo actualmente, con todo lo que es la parte higiénica, con todo lo que es la profilaxis para la atención al público y la gente va a empezar de a poquito a tomar un poco más de confianza".

Ventas en baja

Con respecto a las ventas sostuvo que "han bajado por algo que sigue siendo natural y es la crisis económica que está sufriendo el país, por el retroceso que hay, y eso se sigue marcando en algunos rubros".

Orgambide dijo que "lo único a lo que le tengo temor es que si no se soluciona el tema de lo que el Gobierno estaba subvencionando en la parte energética, vamos a sufrir un gran problema. Eso eroga a cualquier sueldo estándard de cualquier obrero y lo va a perjudicar muchísimo a él y por ende la economía se va a retraer aún más".

Los subsidios

Expresó que "si se deja de subsidiar como se venía haciendo, tanto el gas, como la luz y el combustible, perjudica muchísimo a lo que es la parte comercial".

El dirigente añadió que "el comerciante no es un formador de precios, si a él le aumenta un producto lo tiene que trasladar al consumidor".

Planteó además que "hay un problema grave en este país, porque si aumenta el combustible te aumentan la mercadería, si aumentan la luz también te aumentan la mercadería, y lo mismo pasa con el gas. Es una cosa que no se puede creer. Si el dólar baja está todo tranquilo, si el dólar aumenta se va todo ‘al diablo’ otra vez", puntualizó.

La revancha

Consideró que "el Gobierno, toma un poco las cosas como revancha, pareciera decir: ‘como que no me votaste, ahora vas a sufrir las consecuencias y está aplicando lo que uno se suponía que iba a hacer. Respecto al gas, dicen que es una colaboración para comprar gas a futuro. No es tan así. El gas estaba garantizado y ahora parece no estarlo".

Explicó que "acá el capricho del Gobierno, que tuvo cuatro años de bonanza, lo quiso seguir aplicando en los años de la señora (Presidente) y no pudo. El ‘no’ de la 125 y el no de las elecciones, va a venir ahora en la desaceleración en el aporte del Estado nacional, a subvencionar los gastos, por ejemplo, del gas".

Recuerdos de la crisis

Rememoró que "cuando Kirchner asumió no había economista en el país que solucionara esto, subió este hombre hizo lo que quiso, porque nadie le podía decir que no. Estaba tan mal el país que cualquier cosa que viniera medianamente buena, estaba todo bien. Después le gustó, se encaprichó, le dijo a varias cosas que no, y todos los ‘no’ que se dijeron en su momento van a tener que ser un ‘ni’ o un ‘si’" reseño Orgambide.

Consejos

"Yo lo que sigo recomendando (a comerciantes) es que no hagan tantos movimientos, y aquel que tenga algún dinero disponible que lo invierta en alguna cosa, para que no se la coma el Estado en algún momento como ya nos sucedió, porque no se sabe para donde van a arrancar", concluyó.

Comentá la nota