"Entre el Gordo Valor y Kirchner no hay diferencia"

Lejos de moderar su discurso contra el ex presidente Néstor Kirchner, luego de la denuncia por el delito de "asociación ilícita" que esta semana fue impulsada por la Justicia, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, consideró que entre el ex mandatario y "el Gordo Valor", jefe de una de las bandas delictivas más famosas en los años 90, "no hay diferencia".
"Entre el Gordo Valor y Kirchner no hay diferencia", señaló Carrió, al comparar a Kirchner con el reconocido jefe de una banda delictiva. Además, en diálogo con las radios Continental y Mitre, Carrió confió en que ahora se podrá probar ese delito sobre un ex mandatario como Kirchner, a diferencia de lo que ocurrió, según dijo, "durante el menemismo".

Carrió destacó que la decisión del juez federal Julián Ercolini de investigar a Néstor Kirchner, funcionarios y empresarios a partir de una denuncia de que hizo la dirigente hace más de un mes, es "el mejor regalo de Navidad" que podía recibir, y bromeó diciendo que había puesto "el requerimiento del fiscal en el arbolito".

"Que la causa y la investigación se haya abierto no quiere decir que ya vaya a haber sentencia ni nada, pero implica el primer precedente histórico de personas en el gobierno investigadas por asociación ilícita", se ilusionó la ex candidata presidencial.

Ercolini es el mismo juez que en el 2005 sobreseyó a Kirchner y su esposa, hoy presidenta, Cristina Kirchner, en una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito.

La requisitoria presentada ayer por el fiscal federal Gerardo Pollicita sobre la base de la denuncia que el 12 de noviembre pasado había hecho Carrió junto a once diputados de la Coalición Cívica, fue el motivo por el cual el magistrado abrió formalmente la investigación.

Ercolini es el mismo juez que en el 2005 sobreseyó a Kirchner y su esposa, hoy presidenta, Cristina Kirchner, en una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito.

La chaqueña renovó su durísima embestida contra Kirchner, a quien insistió en calificar como el "jefe de una banda" y un "ciudadano que ejerce el poder de facto, que ordena que no se bajen las retenciones a la soja, que maneja la Anses, que se apodera de los fondos de los jubilados".

Cuando se le consultó si tenía confianza en el resultado de la pesquisa, teniendo en cuenta que el encargado del expediente es un juez que en su momento cerró una causa por enriquecimiento ilícito contra los Kirchner, Carrió respondió: "Deposité la confianza ahí y hasta ahora la justicia viene obrando".

"Me tocó ser querellada y llevada a juicio por calumnias e injurias y la verdad es que en su momento hubo justicia", recordó la dirigente y señaló que si bien "hay muchos casos de impunidad, hoy por hoy abrieron una investigación tanto el fiscal como el juez".

Para la ex candidata presidencial, "esto es valioso, sobre todo porque es un juez designado en la época kirchnerista".

Comentá la nota