ENTRE EFECTIVOS Y TEMPORARIOS La agroindustria local ocupa más de ocho mil trabajadores cada temporada

La actividad agroindustrial emplea unas 2.500 personas en forma efectiva durante todo el año o gran parte de él. En plena temporada incorpora entre 6 y 7 mil trabajadores más según el nivel de actividad. Esos son los puestos de trabajo que peligran por la falta de acción del gobierno provincial

La actividad agroindustrial continúa siendo generadora de trabajo, principalmente en la temporada de verano, a pesar de la notable disminución de fábricas que se registró en San Rafael las dos últimas décadas y media.

De acuerdo a estimaciones del Sindicato Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), unas 2.500 personas están empleadas en forma efectiva y desempeñan labores todo el año o la mayoría de los meses.

Sin embargo, la gran incorporación se produce cada verano cuando se requiere una gran cantidad de mujeres y hombres para elaborar y envasar rápidamente la producción agrícola que se cosecha durante esta época del año.

Según el gremio, en este período comprendido entre fines de diciembre e inicios de marzo son incorporados de seis a siete mil trabajadores "temporarios", como se los conoce en la zona.

Esta cantidad de personas se reparten entre siete industrias conserveras y cerca de veinte secaderos del departamento, y sus sueldos representan una importante masa de dinero que se vuelca al consumo y tonifica la economía sanrafaelina los meses de verano.

Este flujo, junto a los ingresos por el turismo, tiene mucho que ver con el mayor movimiento económico que se produce en esa estación del año en el departamento.

Actualmente, la rueda está comenzando a girar de nuevo con los preparativos para poner en marcha estas industrias, cuyo ritmo de trabajo en temporada depende en gran medida del nivel de cosecha, y este a su vez de las contingencias climáticas.

Este verano se ciernen algunos nubarrones de incertidumbre debido a la crisis financiera internacional, que puede llegar a afectar las exportaciones agroindustriales, y es posible que también tenga impacto en el mercado interno.

Para Ricardo Bertero, secretario general del STIA, será necesario esperar para conocer el verdadero impacto interno de la crisis antes de tomar medidas que luego terminen afectando en mayor medida a la agroindustria.

No obstante, recordó que el Ministerio de Trabajo de la Nación lanzó el Programa de Recuperación Productiva con el fin ayudar a empresas en problemas para evitar despidos. Dijo que la iniciativa contempla subsidios "de 400 pesos por trabajador por mes", aunque para ello "es fundamental que tenga el aval de los gremios, sino no se recibe ninguna ayuda", ya que los sindicatos "sabemos quién es quién y si las empresas están comprometidas o si andan bien".

Explicó que a cambio "los empresarios tienen que garantizar por 90 días las fuentes de trabajo, evitando suspensiones o despidos de gente".

El dirigente gremial se mostró optimista en que es posible mantener el número de trabajadores de otras temporadas, no sólo por este plan oficial, sino también "porque este año tenemos un récord de producción de frutas".

Además, opinó que "las empresas tendrían que salir a elaborar todo lo que se pueda porque a mediados de febrero tiene que empezar a revertirse el tema de la crisis mundial y comenzar a funcionar de vuelta las economías. Creo que el consumo tiene que volver a los niveles de un año atrás".

Advirtió que todo lo que las conserveras y secaderos no elaboren cuando está la fruta en fresco, no lo van a poder procesar después. "No vaya a ser que pensando en la crisis las empresas no elaboren lo suficiente y luego se encuentren con una gran demanda de productos porque el mundo no va a parar de consumir, por más crisis que haya", concluyó.

Comentá la nota