Entre el desempleo y bajos salarios

Si bien bajó la cantidad de Repro en la provincia, la demanda de empleo sigue siendo superior a la oferta. El titular de la CGT local subrayó que los sueldos quedaron retrasados. Trabajadores de Cotar pelean por las fuentes de trabajo.
El 2009 estuvo cargado de vaivenes económicos y recrudecieron los conflictos laborales. Por eso, se creó una Multisectorial en Defensa del Empleo y aparecieron los subsidios del programa de Reconversión Productiva (Repro), que llegaron a 17.700 y actualmente benefician a 11.600 empleados. En ese marco, la expectativa de los 139 trabajadores de Mahle que se esperanzan con volver a sus puestos de empleo en enero próximo y la interminable lucha de los trabajadores de Cotar para que la cooperativa no quiebre retratan el fin de un año duro en el que la clave sigue siendo no rendirse. Rosario/12 dialogó con los todos los actores implicados. Al respecto el titular de la CGT local, Néstor Ferraza afirmó que la situación laboral es mejor de lo que se avizoraba algunos meses antes y opinó que lo más preocupante "es la forma en como cayeron los salarios". Respecto del 2010 fue contundente. "A más tardar en febrero todos los gremios vamos a estar pidiendo aumento", advirtió.

Durante los últimos 90 días la mayor parte de las industrias recuperaron los niveles de producción. "Se mantiene por tercer mes consecutivo una tendencia positiva. Aún no retomamos los índices previos a la crisis, creemos que eso va a lograrse en el tercer trimestre del año que viene", explicó el presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE), Carlos Garrera. Y fue optimista respecto al 2010: "Creemos que vamos a tener un índice de crecimiento productivo del 6 por ciento, por encima de la media nacional, porque hay buenas expectativas económicas", opinó.

Esta realidad implica mayor estabilidad para los trabajadores. Sin embargo, la CGT advierte que quienes quedaron afuera del sistema tienen serias dificultades para reinsertarse. "Existe una gran demanda de empleo y hay poca oferta. Los jóvenes no consiguen espacio, -sostuvo Ferraza-. El otro gran tema son los salarios. Hoy nadie tanto en el sector público como en el privado debería estar ganando menos de cuatro mil pesos por mes, y estamos muy lejos de eso. La inflación no es la que dice el Indec y es necesario recuperar el poder adquisitivo. En el 2010 se viene una discusión muy dura".

Por otra parte, para algunos sectores la pelea es menos ambiciosa. Luchan a destajo para sostener su empleo, pese a aprietes y sueldos impagos. Tal es el caso de los 220 trabajadores de Cotar que durante todo este año se movilizaron exigiendo el pago de haberes atrasados y un mejor acuerdo con la empresa Sancor, que según explican viene estafando sistemáticamente a la láctea rosarina. "Tras la presentación judicial que realizamos este año se dictaminó una auditoría que demostró que Sancor tiene un incumplimiento de 30 millones de pesos respecto a Cotar", explicó el delegado de Atilra, Guillermo Chazarreta.

Según indicó, Sancor no entrega los cinco millones y medio de litros de leche mensuales comprometidos desde hace cinco años, sino apenas tres millones. Así, perjudica la producción de la Cotar. Esta situación, sumada a otros desmanejos financieros, se pone de manifiesto en el último balance comercial que "arroja un resultado negativo por 52 millones de pesos", explicó Chazarreta. Y agregó: "En ese marco, Sancor pretende homologar el actual acuerdo y agregar una cláusula desvinculándose de una posible quiebra de Cotar, lo cual sería inminente dada la cantidad de acreedores. Y eso significaría perder nuestras fuentes de empleo", advirtió.

Es sábado, llueve y todos están allí en las puertas de la histórica cooperativa de calle Humberto Primo, presentes pero de brazos caídos aguardan cobrar los haberes de octubre y noviembre. La lucha se torna interminable pero es el único camino.

De esto entienden también los trabajadores de Mahle aguardan retornar a sus lugares desde hace ocho meses, cuando la empresa alemana de aros de pistón decidió cerrar sus puertas. Tras concretarse la venta a la autopartista Kim SA, ahora sólo esperan una convocatoria. "La idea es que la fábrica se ponga en marcha en enero. Por eso nos prometieron que esta semana iba a llamarnos una consultora, pero hasta ahora no pasó nada, dicen que están demorados", contó a este diario el delegado Claudio Maldonado. Los días pasan y sostenerse no es fácil. "Algunos compañeros están changueando para sobrevivir mientras aguardan el llamado. Esperemos que cumplan", se esperanzó.

Al respecto, la viceministra de trabajo, Nora Ramírez, manifestó "optimismo por la reapertura de la planta" y afirmó que -aunque esperan que Kim tenga en cuenta a todos los ex trabajadores de Mahle- "se trata de una decisión que tiene que tomar exclusivamente la empresa".

En cuanto al panorama laboral en la provincia, remarcó que se pasó de 17.700 Repro a 11.600 y "que las empresas ya no nos golpean la puerta para pedirnos el beneficio". Pero advirtió: "Los coletazos de la crisis van a seguir sintiéndose durante el 2010 porque hay gente que aún no logró reubicarse. Y eso va a llevar tiempo".

En esto coincide el sector empresario. "La incorporación de empleo va a ser lenta porque primero vamos a utilizar la capacidad ociosa instalada", anunció Garrera. Y en medio de las expectativas futuras y la realidad que los golpea, los trabajadores son contundentes, como lo expresa Chazarreta, en las puertas de Cotar: "En el 2010 esperamos sobre todo seguir trabajando y que las empresas no jueguen con nuestro futuro".

Comentá la nota