Entre chocolate, protocolo y gestos políticos

EL GOBERNADOR José Alperovich y su comitiva recorrieron a pie el trayecto entre el palacio gubernamental y la Catedral. Sólo dos veces rompió el protocolo para saludar a quienes lo vivaban y fue rápidamente rodeado de la custodia. El intendente de la capital, Domingo Amaya, también siguió de cerca al mandatario. Además, la Municipalidad instaló dos puestos para la entrega gratuita de chocolate y de tortillas.

"SOMOS LOS CUSTODIOS del gobernador en todos los actos patrios", afirmó ayer Carlos Fontdevila, que integra la agrupación tradicionalista Aráoz de La Madrid, y estuvo ayer en la plaza vestido de gaucho. Fue acompañado por María Ibarra (22 años), Lucrecia Ibarra (17 años), Ignacio Ibarra López (11 años), Candelaria Ibarra López (9 años) y Claudia Lobos (36 años), también con ropa tradicional.

DOS MINISTROS fueron los principales ausentes ayer en el acto oficial. Edmundo Jiménez (Gobierno y Justicia) y Pablo Yedlin (Salud). Asimismo, sólo un diputado nacional dijo presente: el justicialista Alfredo Dato. También participó el intendente de Lules, César Dip. Entre los legisladores estuvieron Sergio Mansilla, Mirta Gutiérrez, Marta Zurita, Carlos Canevaro, Antonio Raed, José Teri, Hugo Gacciopo, Miriam Gallardo, Susana Montaldo, Gregorio García Biagosch y Carlos Isa Assán.

LA PARADA MILITAR estuvo comandada por el mayor Jorge Adolfo Zamora, a cargo de la Agrupación 25 de Mayo, que reúne a todas las tropas militares y policiales para la ceremonia patria. Una intérprete del lenguaje de señas tradujo el acto para los hipoacúsicos.

LOS UNICOS DIRIGENTES de la oposición que asistieron ayer al Tedéum fueron tres radicales. El legislador José Cano (candidato a senador nacional); el cointerventor partidario, Federico Romano Norri; y el ex intendente de la capital, Raúl Martínez Aráoz.

POCA GENTE se desplazó ayer a la plaza Independencia para el izamiento de la Bandera, que estuvo a cargo de cadetes del Liceo Militar General Gregorio Aráoz de La Madrid. La falta de participantes también se registró en la Iglesia Catedral. Al momento de comenzar la homilía, sólo un 60% de los lugares estaba ocupado. Luego ingresó algo más de público.

EN UN COSTADO de la Catedral se ubicó el dirigente del gremio municipal, Modesto Suárez, acompañado por un grupo de mujeres de su sector, identificadas con pañuelos celestes.

Comentá la nota