Entre China y el campo, el Central puso u$s 180 millones pero el dólar volvió a subir

En la entidad aseguran que las ventas alcanzaron los u$s 100 millones, mientras que se ofreció otro tanto en el mercado de futuros. En la city, no obstante, estimaban ayer que los montos habían sido aún superiores. El minorista cerró a $ 3,74
Si de algo sirvió el anuncio de una línea contingente entre el Banco Central (BCRA) y su par chino fue para sumarle presión al dólar. De hecho, Martín Redrado salió a minimizar el acuerdo ante el escepticismo de varios sectores, apuntando a despejar rumores sobre una virtual debilidad en la solidez de sus arcas (ver Economía pág 3).

Pero a su vez, la estacionalidad de fin de mes habitualmente agrega pólvora a la demanda de divisas por parte de bancos y empresas, que necesitan a esta altura cumplir con obligaciones como el pago de los contratos de importación. Mientras tanto, el inversor minorista, ante el escaso atractivo de las tasas de interés en pesos, continúa optando por cubrirse en moneda dura. De esta manera, en el circuito mayorista el dólar subió 2 milésimas a $ 3,719. En las pizarras, el billete al público registró un alza de 1 centavo terminando a $ 3,70 para la compra y $ 3,74 para la venta.

Los cambistas señalaron que la rueda de ayer resultó tomadora en todo momento, con el BCRA, junto a la banca pública –Banco Nación y Banco Provincia–, como únicos oferentes de la plaza. Según la versión oficial, las ventas fueron por cerca de u$s 100 millones en el contado y una cifra similar en el mercado de dólar a futuro. En los bancos, no obstante, señalaron que fue la mayor intervención oficial del mes con ventas de entre u$s 150 y u$s 180 millones y calcularon unos u$s 300 millones en el mercado de forwards. El organismo dirigido por Martín Redrado desde temprano empezó a ofrecer dólares de a partidas de u$s 5 millones en el spot, para fijar una referencia. Sobre la mitad de la rueda desapareció para salir sobre el final con partidas de entre u$s 500.000 y u$s 1 millón, según confió el mercado. En el Central dijeron, sin embargo, que al término de la rueda se hicieron operaciones puntuales. Como sea, las reservas finalizaron, según el comunicado oficial, con saldo neutro en u$s 46.634 millones.

Entretanto, los exportadores del agro siguen esperando para liquidar los dólares de la cosecha gruesa. Por un lado, el conflicto del sector con el Gobierno aún no encuentra solución pero además las expectativas de devaluación crecen día a día. Es decir, que la espera del campo –que tiene un límite porque hay plazos– también consigna un dólar más alto. Así y todo, algunos operadores estiman que para las últimas semanas de abril comenzarán a ingresar las divisas y hasta tanto ven un techo de $ 3,80. La apreciación del tipo de cambio en lo que va del año ya es de 7,78%. "Estos números anualizados arrojan una devaluación del 30% anual. Dicho de otro modo, licuaron los sueldos en ese porcentaje, con una inflación oficial de solo 8% anual", señalaron desde un banco. Mientras tanto en el mercado marginal, el dólar blue se pagó a $ 3,80 y para las operaciones de contado con liqui –herramienta para fugar divisas fuera del país sin pasar por el control de cambios– la cotización fue de $ 3,85.

Comentá la nota