El 1 entre ceja y ceja.

Andy Murray venció a Federer por 4-6, 6-2 y 7-6 (8-6) y este año se perfila para pelear por el N° 1.
Pese a que es un torneo exhibición y puede no dar referencias exactas de lo que sucederá en la nueva temporada, los mejores jugadores se preparan en Abu Dhabi y dejan en claro que, aunque recién retoman la actividad, no se olvidan de jugar al tenis. Y del mejor... El Capitala World Championship se disputa sobre cemento, reúne a seis de los top ten y le brindará 250.000 dólares al ganador. Para quien salga victorioso, será una grata manera de empezar el año. Y quien asoma como uno de los candidatos al N° 1 del mundo en este 2009 es el escocés Andy Murray, quien en los Emiratos Arabes no sólo volvió a complicar a Roger Federer, sino que lo derrotó por 4-6, 6-2 y 7-6 (8-6). Tal como había sucedido hace dos meses, en el Masters de Shanghai (también en el Masters Series de Madrid, si vamos unas semanas atrás), el N° 4 del ranking bajó al suizo, sin mostrar su mejor cara. Murray estuvo más impreciso que de costumbre, si se considera que es un jugador que falla muy poco y la cancha parece hacércele el doble de grande.

Las condiciones del escocés demuestran que puede estar en lo más alto, ya que exhibe un nivel sobresaliente, con su estilo, tan efectivo y ganador como lo son los de Nadal y Federer: muy inteligente y sagaz para plantear una estrategia, una defensa casi tan buena como la de Rafa, passings a la carrera que exigen a cada rival que sube a la red para liquidarlo y provoca una situación de dominado a dominador; muy agresivo para jugar a la ofensiva y el saque, que es el punto que él siente que debe mejorar pero que no deja de ser bueno.

Las cualidades de Murray también se extienden a su espíritu competitivo. No sólo es un talento desde lo técnico. El nacido en Dunblane demostró en 2008 que no le tiembla el pulso cuando tiene que medirse ante los mejores: venció una vez a Nadal, en lo que fue el mejor año en la carrera del mallorquín, tres veces a Federer y en dos ocasiones a Djokovic. Algo que muy pocos logran en un mismo año, y para demostrar que no está por casualidad entre los cuatro mejores.

Andy Murray está en la final en la exhibición de Abu Dhabi y hoy se medira ante Rafael Nadal (a las 9, TyC Sports). Luego partirá hacia Doha, Qatar, donde deberá defender el título conseguido el año pasado. Allí lo esperarán, nuevamente, Nadal y Federer, para que el arranque del tenis 2009 sea un lujo.

Comentá la nota