Entre la autopista y Escobar Comenzó el prometido arreglo de la Ruta 26

La obra fue licitada por Escobar y Pilar por separado. Y demandará una inversión total cercana a los 21 millones de pesos. Vecinos pedían "medidas urgentes" para reparar el tramo y evitar accidentes. Tendrá iluminación, bicisenda y refugios. Con la inversión se completa el arreglo de toda la extensión de la arteria.
Poco a poco ha comenzado a concretarse una de las obras públicas más necesarias del distrito: el arreglo de la ruta 26.

Los trabajos de reacondicionamiento se realizan desde la semana pasada en el tramo que va desde la ruta Panamericana a la altura de Del Viso y se extenderán hasta la ruta 9, camino a Escobar.

Con esa obra, que demandará una inversión cercana a los 21 millones de pesos, se logrará al mismo tiempo completar el arreglo de toda la extensión de la arteria que nace en la Ruta 8.

La obra fue licitada por ambos municipios, Pilar y Escobar, por separado con el objetivo de agilizar los trámites de adjudicación.

En tanto, de acuerdo a datos suministrados por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Nación, la reconstrucción de la ruta 26 "comprenderá una nueva capa asfáltica, iluminación, paradas de transporte público, dársenas de giro, y señalización completa. Además se construirá una bicisenda y un carril exclusivo para autotransporte público de pasajeros".

Asimismo, desde Pilar, el titular de la cartera de Obras Públicas Mariano Grimaldi señaló que en el tramo de la ruta que pasa por la localidad de Luis Lagomarsino, se construirá una doble mano por vía debido a que ese tramo se caracteriza por ser el mayormente poblado.

"La obra incluirá iluminación, y 2 carriles por mano, en la zona más urbana, que es Lagomarsino. Actualmente, hay un equipo de topógrafos y agrimensores que están tomando mediciones", había informado Grimaldi días atrás.

Reclamo

La llegada de los arreglos de la ruta 26, también habían sido fuertemente reclamados por un grupo de vecinos de Lagomarsino que el año pasado fueron protagonistas de uno de los accidentes más graves que se registró en la zona y que se llevó la vida de cuatro adolescentes que transitaban por la ruta.

"Esta es una ruta trágica, si no es una bicicleta es un peatón o lo que sea, pero siempre hay un accidente", puntualizaban los vecinos al tiempo que se quejaban porque ninguno de los municipios que comprende a la arteria se ocupaba de avanzar con los trámites para el comienzo de los arreglos.

"Esta es una ruta que está abandonada. Y nosotros quedamos en el medio de Escobar y Pilar", se enojaron los vecinos.

El pedido para el arreglo de la ruta también se hizo con la realización de marchas, movilizaciones y cortes de ruta. Ahora esperan que los accidentes no vuelvan a ser moneda corriente en la zona.

Comentá la nota