El NEA, entre los apagones y el traslado de un transformador

La región espera, y desespera, por la llegada de un equipo generador de energía que garantice el suministro.
Mien­tras los cor­tes en el su­mi­nis­tro eléc­tri­co se su­ce­den y la bron­ca au­men­ta al ca­lor de las al­tas tem­pe­ra­tu­ras, la so­lu­ción tie­ne una fe­cha es­ti­ma­da pe­ro pa­re­ce que fal­ta mu­cho. Ayer, a tra­vés de di­ver­sos me­dios de co­mu­ni­ca­ción, tan­to fun­cio­na­rios pro­vin­cia­les, re­pre­sen­tan­tes de las em­pre­sas de ener­gía de la re­gión co­mo re­fe­ren­tes de la Com­pa­ñía de Trans­por­te de Ener­gía Eléc­tri­ca en Al­ta Ten­sión Tran­se­ner S.A. (TRAN­SE­NER) ha­bla­ron so­bre la lle­ga­da de un trans­for­ma­dor que me­jo­ra­rá el ser­vi­cio.

Uno de los res­pon­sa­bles de ha­cer de­cla­ra­cio­nes fue el sub­se­cre­ta­rio de Ener­gía de Co­rrien­tes, Mar­ce­lo Gat­ti, quien ade­lan­tó que en do­ce dí­as arri­ba­rá des­de Bue­nos Ai­res un trans­for­ma­dor a la es­ta­ción ge­ne­ra­do­ra de Pa­so de la Pa­tria. En tan­to anun­ció que a par­tir de la se­ma­na del 18, Co­rrien­tes po­dría con­tar con una re­ser­va pa­ra pa­liar el co­lap­so ener­gé­ti­co, ya que re­pa­ra­rán el equi­po ave­ria­do.

Gat­ti con­fir­mó por otra par­te que el trans­for­ma­dor de ca­si 250 to­ne­la­das par­tió el do­min­go des­de Bue­nos Ai­res y lle­ga­rá en un lap­so de 12 dí­as en la es­ta­ción co­rren­ti­na.

De es­ta ma­ne­ra, du­ran­te la se­gun­da quin­ce­na de ene­ro, la es­ta­ción con­ta­ría con dos equi­pos que con­tri­bui­rán a ali­viar la de­man­da de ener­gía de las lo­ca­li­da­des ubi­ca­das en el co­rre­dor del Pa­ra­ná que ac­tual­men­te abas­te­ce la es­ta­ción de Puer­to Bas­tia­ni, ubi­ca­da en Cha­co.

Con res­pec­to a los cor­tes ro­ta­ti­vos, Gat­ti acla­ró que "no re­sul­ta sen­ci­llo ha­cer un dia­gra­ma y cum­plir­lo", más allá de que re­cal­có que el pe­di­do de res­tric­cio­nes se re­a­li­za en las tres pro­vin­cias del NE­A.

Vo­ces des­de TRAN­SE­NER

Por su par­te, TRAN­SE­NER in­for­mó a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do de pren­sa que es­te do­min­go se ini­ció el trans­por­te del trans­for­ma­dor de 300 MVA, de su pro­pie­dad, con rum­bo a la es­ta­ción trans­for­ma­do­ra Pa­so de la Pa­tria a fin de sub­sa­nar la in­dis­po­ni­bi­li­dad del úni­co trans­for­ma­dor ins­ta­la­do en di­cha es­ta­ción trans­for­ma­do­ra, pro­pie­dad de ENE­COR.

El par­te se­ña­la que "lue­go de va­rios dí­as de pre­pa­ra­ción y car­ga, es­te trans­for­ma­dor, de gran por­te y con un pe­so su­pe­rior a las 250 to­ne­la­das, es­tá tran­si­tan­do por la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, de­be­rá cru­zar el Puen­te Zá­ra­te Bra­zo Lar­go y lue­go atra­ve­sar las pro­vin­cias de En­tre Rí­os y Co­rrien­tes. Su arri­bo a Pa­so de la Pa­tria es­tá pre­vis­to en el tér­mi­no de apro­xi­ma­da­men­te 12 dí­as, de­pen­dien­do de las con­di­cio­nes de au­to­ri­za­ción de trán­si­to so­bre la ru­ta, pa­ra lue­go ini­ciar­se las ta­re­as de ins­ta­la­ción del mis­mo".

La fir­ma co­mu­ni­có ade­más que "lue­go de ha­ber efec­tua­do to­das las me­di­cio­nes y ve­ri­fi­ca­cio­nes ne­ce­sa­rias so­bre el trans­for­ma­dor ave­ria­do, TRAN­SE­NER co­men­za­rá a re­a­li­zar hoy su re­pa­ra­ción in-­situ".

Pe­di­do de res­tric­cio­nes

En tan­to "é­po­ca" tu­vo ac­ce­so a un co­mu­ni­ca­do en­via­do por la Com­pa­ñía Ad­mi­nis­tra­do­ra del Mer­ca­do Ma­yo­ris­ta Eléc­tri­co (CAM­ME­SA) a las em­pre­sas pro­vin­cia­les de dis­tri­bu­ción de ener­gía de la re­gión en el que so­li­ci­ta la re­duc­ción de de­man­da abas­te­ci­da, tra­du­ci­da en cor­tes de su­mi­nis­tro. Pa­ra ello, tam­bién los ins­tru­yó con un cro­no­gra­ma de dí­as, can­ti­dad de ho­ras y por­cen­ta­je en que se de­be­rá lle­var a ca­bo la res­tric­ción.

El mis­mo do­cu­men­to se pi­de la co­la­bo­ra­ción de los usua­rios, ase­gu­ran­do que el cro­no­gra­ma de cor­tes se man­ten­drá has­ta que se nor­ma­li­ce la ge­ne­ra­ción de ener­gía en Pa­so de la Pa­tria. En otras pa­la­bras, no que­da más que te­ner pa­cien­cia mien­tras lle­ga un trans­for­ma­dor y se re­pa­ra el otro. Pa­cien­cia, só­lo pa­cien­cia.

Comentá la nota