Entraron 60 millones y los bonos Leales vuelven a un estado latente

Si las cuasimonedas se llegaran a emitir, se llamarían Letras de Autofinanciamiento Legítimo (Leales) / La Provincia aguarda nuevos desembolsos para suspender una demanda ante la Corte.
El gobernador Juan Schiaretti confirmó ayer que, pasada la media tarde, ingresaron 60 millones de pesos por parte del Fondo Fiduciario que administra el Programa de Ayuda Financiera (PAF), con lo que la última negociación que encaró con el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, parece encaminada.

El pago parcial implica saldar la mitad de los 123 millones adeudados a Córdoba por el PAF. El Gobierno provincial esperaba que anoche o esta mañana ingresara el resto.

Pero, la Provincia no avanzó en desistir de las demandas judiciales planteadas ante la Corte Suprema. Ayer no ingresó ningún trámite al respecto, según confirmaron fuentes del máximo tribunal consultadas por este diario. En el Banco Central de la República Argentina (BCRA), un funcionario consultado se limitó a confirmar que una eventual emisión de cuasimonedas complicaría el canje de deudas con los holdouts en el que está empeñado Boudou. No sólo podría encarecer la tasa de interés que debería pagar el país, sino que también podría extender los plazos, se evaluó.

El pago parcial no implica que esta historia haya terminado. Hay indicios tanto en la Casa de las Tejas como en la Nación.

Los funcionarios provinciales, por ejemplo, dicen que la alternativa de emitir bonos (cuasimoneda) para el pago de todo tipo de obligaciones (incluidos sueldos) no está descartada. A tal punto que el papel ya está bautizado: si llegaran a salir se llamarían Letras de Autofinanciamiento Legítimo (Leales).

Por ahora, no se conoce que el Gobierno haya conversado al respecto con las cámaras del sector comercial, vitales a la hora de lanzar una cuasimoneda. Las fuentes oficiales aseguran que los papeles aún no están impresos, pero de inmediato informan: "Imprimirlos demora 10 días".

También remarcan la cuestión de fondo: la enorme desconfianza en el cumplimiento de los acuerdos luego de tantas reiteradas y prolongadas demoras, en un contexto que, el año entrante, anticipa muy complicado en términos financieros.

Schiaretti ya recibió fuertes quejas empresarias por la suba de impuestos para 2010, afrontó un duro conflicto con los gremios estatales para limitar la suba de salarios y el funcionariado político y judicial no ha tenido mejoras. Por si fuera poco, la recaudación nacional aumentó respecto del año pasado, pero las partidas a las provincias (por leyes especiales y coparticipación) no han aumentado en igual medida (ver infográfico).

Plata no sobra. Del lado de la Nación también hay señales inquietantes: trascendió que el Fondo Fiduciario que ayer debía transferir los 123 millones acordados por el rubro PAF no los tenía disponibles por completo y debió gestionar una transferencia del Tesoro nacional. El detalle pinta el cuadro de las finanzas nacionales, a las que no les estaría sobrando nada como para evitar que, llegado el caso, reaparezcan las cuasimonedas provinciales.

A la emisión de un bono para proveedores por 850 millones de pesos por parte de la Provincia de Buenos Aires se le suma como otra inquietud el hecho de que Capital Federal también está cancelando hasta el 80 por ciento de sus pagos a proveedores con bonos. En ninguno de los casos se trata de cuasimonedas. Son instrumentos parecidos a los cordobeses Docof. Pero muestran las dificultades fiscales crecientes del distrito más rico del país y del gobernador más mimado por los Kirchner.

El resto del dinero. Anoche altos funcionarios de la Provincia aseguraron que, según lo acordado con Boudou, hoy mismo o a lo sumo la semana entrante debería ingresar una parte sustancial de los otros 385 millones que la Anses le debe a la Caja de Jubilaciones, una deuda acumulada desde 2007 a la fecha. De cumplirse con todos los pasos, la demanda ante la Corte por el PAF caería automáticamente al no existir más la causa que la originó. Y la Provincia suspendería la demanda por la deuda de la Caja.

Hay una tercera demanda ante la Corte. Es por la deuda que reclama la Provincia por fondos de Anses nunca enviados a la Caja entre 2002 y 2007. Para levantar esa demanda, la Provincia quiere que la Nación renueve el convenio Anses-Caja por dos años y le firme un nuevo PAF para 2010.

Comentá la nota