Entran al Casino más de dos mil personas por día

Desde el Gobierno provincial no se controla cuánto paga cada máquina tragamonedas. Por otra parte el presidente del ISS dice que el Casino paga puntualmente el canon establecido de $ 349.000.
Casi 200.000 personas -mucho más que la población de Santa Rosa- concurrieron al Casino en el primer trimestre de 2009, informó ayer el presidente del Instituto de Seguridad Social Miguel Tavella, quien concurrió al plenario de las comisiones de Investigación y Reclamos Públicos y Legislación Social para contestar inquietudes de los diputados. Surge de la suma entre los que van durante el día y luego a la noche en el edificio de Avenida Illía, y de los que asisten a la sala de calle Hilario Lagos.

Tranquilo, sin molestarse en absoluto por la intervención de los legisladores, y hasta permitiéndose más de una chicana, Tavella reconoció que el canon que paga Casino Club S.A. es bajo, y en general pareció haber conformado a sus interlocutores. Hubo absoluta complacencia de los del oficialismo, quienes prácticamente no le realizaron preguntas, y con Juan Carlos Scovenna (Coalición Cívica) -autor de un proyecto de resolución que llevó a que ayer se reuniera el plenario- hubo cruces de preguntas y respuestas muchas en un tono de total amabilidad y a veces con un tono de sorna que, se vio claramente, parecieron molestar a algunos legisladores de la oposición. Así se la pudo ver algo amoscada a Claudia Giorgis y también a Martín Berhogaray (Frepam).

No más salas.

En un momento de su larga exposición, Miguel Tavella sostuvo que mientras él esté "al frente del Instituto de Seguridad Social no se abrirán más salas de juego". Lo dijo después de negarse a contestarle a Berhongaray quien había expuesto ante la Justicia que el Casino sólo podía tener una sala de juego, y que eso hacía que la de calle Lagos no fuera legal. En este punto Tavella se negó a referirse a la cuestión porque "es un tema que está judicializado" y que hablaría cuando la justicia lo requiriera. De hecho señaló que se han mandado ya a ese ámbito voluminosos expedientes.

Reconstruyó de qué manera se realizó la licitación pública, que se produjo el 17 de octubre de 1994, se adjudicó al Casino Club el 22 de noviembre de 1994 y la toma de posesión fue el 21 de enero de 1995, iniciando así sus actividades. Amplió diciendo que "la concesión fue por 30 años, o sea que finalizará el 9 de enero de 2015".

Al contestar el proyecto de Scovenna indicó que en los primeros años personal de DAFAS concurría todas las noches para controlar el movimiento y el registro de fichas, pero eso dejó de ser necesario cuando se implementó un canon fijo para el Casino. En principio este fue del 13,331 % y debía oblar por lo menos $ 120.000 por año. Reveló que con posterioridad se fue actualizando, y desde agosto del año pasado el aporte es de $ 349.000. Un legislador a la pasada dijo que eso se cubría simplemente con el ingreso por entradas vendidas. Tavella señaló que en estos momentos se realizan gestiones con las autoridades del Casino Club para efectuar una nueva actualización.

En un momento dado, y dirigiéndose al diputado Scovenna -quien señaló que el canon que paga el Casino es muy bajo y "debe pagar no menos del doble"- Tavella dijo: "Yo también pienso así, tiene que estar más alto".

Concurrencia.

En otro tramo de su exposición el contador Tavella se refirió a la concurrencia de público en 2008. Así dijo que en la sala de Illía -edificio central- la concurrencia fue durante el día -esto es hasta las 21 horas- de 283.880 personas, y de noche 389.275. A la sala de tragamonedas del centro, ubicado en la calle Hilario Lagos, concurrieron 417.840 personas.

Sobre datos de este año aportó que en el primer trimestre al Casino de Avenida Illía fueron de día 49.498 personas y de noche 90.884. En la calle Hilario Lagos la cifra fue de 94.601 personas en los primeros tres meses.

También se habló sobre el control de las máquinas, y cuánto pagaba cada una de ellas. Allí surgió que no hay normas para que el Instituto de Seguridad Social obtenga esos datos.

En otro momento el presidente del ISS le respondió a Scovenna, quien había señalado que el Casino realizaba actividades financieras, vendiendo fichas y cobrando un 5% sobre el monto. Tavella lo negó rotundamente, y dijo que entendía que se trataba de canje y no venta. Explicó además el funcionamiento de entrega de dinero a través de tarjetas de debito y de crédito, dónde retenía el 5 % de la suma que solicitaban las personas. Tavella se comprometió a realizar gestiones ante las autoridades de la sala de juego para que no se produzca más ese descuento.

Comentá la nota