Una entidad desmembrada Manuel Alberti sigue peleando por la normalización de la Cámara de Comerciantes

Desde el año pasado buscan sanar serias irregularidades administrativas. El nuevo presidente dice que la autoridad anterior "tuvo una conducción deficiente y poca gestión". Y denuncian que "no hay colaboración" para normalizar la entidad. Hace cuatro meses que buscan respuestas de autoridades municipales y provinciales.
La Cámara de Comerciantes de Manuel Alberti salió a mostrar un profundo malestar debido a la falta de organización y presencia de serias irregularidades de esa entidad que la actual gestión heredó de la anterior.

Su actual presidente, Marcelo Buyatti, que asumió en julio del año pasado luego de que la entidad pasara por meses de acefalía, redactó un escrito en el que señala que desde hace cuatro meses esperan la ayuda de autoridades de la Municipalidad de Pilar y de la provincia para normalizar la institución.

En ese sentido, Buyatti enumeró lo que él denomina "el vía crucis administrativo" que aún está transitando. "Hemos comprobado la falta de balances que acreditan los movimientos económicos y patrimoniales de la entidad durante los últimos años", explicó el presidente de la Cámara de Comercio de Alberti quien además agregó que "tampoco fue posible ubicar los libros en los que se debieron haber registrado las reuniones y decisiones societarias y las acciones que se debieron realizar".

Asimismo, enojado con la situación, Buyatti remarcó que el legado de la administración anterior tuvo una "conducción deficiente y poca gestión, motivo que llevó a la entidad a tener que ser intervenida por la municipalidad".

Los integrantes de la entidad también señalaron que no encuentran la debida colaboración de las autoridades anteriores para intentar regularizar la situación. "Eso nos ha obligado a efectuar intimaciones efectos de deslindar las responsabilidades del caso", señalaron al tiempo que insistieron con que la imposibilidad de regularizar la situación de la Cámara "impide el adecuado y regular desarrollo de las actividades propias de la institución, con el consiguiente perjuicio para los comerciantes, profesionales e industriales de Manuel Alberti".

Comentá la nota