Ensaya Scioli el regreso de Montoya a su gabinete

Ensaya Scioli el regreso de Montoya a su gabinete
El gobernador mantuvo diversos contactos con el ex recaudador
El justicialista Daniel Scioli apuesta a volver a sumar a su Gobierno al ex titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Santiago Montoya, quien fue despedido en abril pasado por el propio mandatario por sus fuertes cuestionamientos a las formas de construcción del poder del kirchnerismo.

«Con Montoya tengo una buena relación personal y un respeto profesional; nos juntamos periódicamente y hablamos de algunas cuestiones», admitió Scioli, además de prometer que tras la luna de miel del polémico ex funcionario -que se casa hoy por civil- seguirán «hablando de la posibilidad de hacer algunas cosas juntos».

Tras su destemplada salida del gabinete -se negó a ser candidato testimonial en San Isidro y lo sucedió Rafael Perelmiter-, se enfrió la relación entre Scioli y Montoya. El cordobés abrió entonces una agenda de diálogo con distintos sectores, incluido el que lidera Francisco de Narváez.

Sin embargo, allegados al otrora mediático recaudador sostuvieron ante este diario que sus conversaciones con el gobernador volvieron a ser fuertes tras la estrepitosa caída bonaerense del Frente para la Victoria K en los comicios legislativos del pasado 28 de junio. Incluso, dijeron que en los últimos 10 días se acumularon cerca de 12 horas de charla, en encuentros tanto en el Banco Provincia como en la casa del ex vicepresidente.

En el entorno de Montoya aclaran que, sin embargo, no hubo hasta el momento ninguna propuesta de cargo por parte de Scioli. «Habrá que ver para qué lo convocan y cuál es el proyecto», sostienen, ante un potencial llamado de Casa de Gobierno.

También afirman que la agenda mutua va mucho más allá de la problemática tributaria y apunta a «cómo aceitar la maquinaria estatal para que realmente funcione y brinde soluciones a los problemas reales». «Con siete años de funcionario, tiene una visión global -y no sólo fiscal- de la provincia», enfatizan, además de resaltar su «vocación pública».

Habrá, no obstante, una impasse en esta historia: hoy Montoya -divorciado y con un hijo adolescente- se casará por civil con una contadora del ámbito privado, Ana Sánchez (también divorciada y con dos hijas). Tras la recepción de rigor, ambos partirán de luna de miel. El lunes 30 de noviembre, ya de regreso, se dibujará -o no- el segundo capítulo de este reencuentro.

Comentá la nota