Ensalada peronista con Pérsico al spiedo

La última semana comenzó con las cosas bien claras en materia de identificación partidaria: la existencia de mas de un justicialismo será, en los próximos años, moneda corriente a la hora de festejar el día más caro a los sentimientos del peronismo como es el 17 de octubre.

La prueba más acabada de la variedad de vertientes pero-kirchneristas en la ciudad fue la composición de referentes presentes en el acto pro K del último sábado, que tuvo lugar por el Día de la Lealtad en el Teatro Argentino de La Plata, donde ni el agasajo a Antonio Cafiero alcanzó para disimular la diferencia de pieles peronistas que asistieron al mitín pero también la existencia de varias corrientes adictas al kirchnerismo.

Algunos de los referentes platenses que ya habían dado muestra de apoyo a través de la firma de una solicitada en el diario de mayor circulación de la ciudad fueron los miembros de la Corriente Platense Para la Victoria, entre ellos el ex intendente Julio Alak; el viceministro de Desarrollo Social de Nación Carlos Castagneto; y el senador bonaerense Guido Carlotto –a quien según afirman fuentes de Balcarce 50 quieren imponer como intendente de la ciudad.

Pero la rúbrica de la solicitada dejó al desnudo una interna impensada en el seno mismo del kirchnerismo piquetero representado por el resquebrajado Movimento Evita que conduce Emilio Pérsico, quien en las últimas horas ocupó el centro de la escena pública a raíz del escándalo en el que su hijo –también empleado del Ministerio de Desarrollo Social que comanda Alicia K- se vio involucrado por la tenencia de seis plantas de marihuana en la camioneta oficial que conducía, por lo que ambos renunciaron a sus cargos.

Pero, antes del escándalo por el que el clan Pérsico cayó en desgracia, en círculos políticos locales ya se especulaba con un desenlace de ese tipo. ¿Los motivos? Al parecer, y según llegó de fuentes partidarias a oídos de este medio, el escándalo había sido fogoneado "desde adentro" por el joven Santiago Martorelli, quien desde que se convirtió en jefe de Gabinete de la gestión de Bruera comenzó a distanciarse cada vez más de su ex líder político, y ahora lidera la corriente interna del movimiento junto a las concejales Silvana Soria –quien evitó pronunciarse sobre el caso Pérsico en el recinto- y Lorena Riesgo.

Al parecer, el trío de ex súbditos se encuentra sublevado y hasta se habrían incorporado formalmente al Frente Renovador Platense en nombre del Movimiento Evita, lo que despierta las más diversas suspicacias en los corrillos políticos locales.

Cuando se apaga la luz, se enciende Bruera

El acto del Teatro Argentino dejó tela para cortar. Hubo un anfitrión que no ofició como tal –el intendente Pablo Bruera- y otro circunstancial, el ex jefe comunal y ministro de Seguridad y Justicia Julio César Alak, quienes durante el discurso de Cristina Fernández se sentaron a pocos metros de distancia –el primero en la fila de funcionarios nacionales y el segundo en la de funcionarios provinciales.

Visiblemente incómodo por la cercanía con su adversario político por excelencia, el jefe comunal platense intentó por todos los medios esquivar el roce físico y, ante las miradas de los más curiosos observadores, se dio a la fuga ni bien terminó de hablar la Presidenta, justo cuando se apagaron por unos minutos las luces del teatro y antes de que comenzara a rodar la cinta de un video homenaje al ex gobernador bonaerense y leyenda viva del peronismo Antonio Cafiero.

Una elección "a la vuelta de la esquina"

A pesar de la distancia que nos separa de los próximos comicios, el operativo Bruera 2011 comenzó en la ciudad. Al igual que en las sucesivas campañas que el intendente montó para llegar a la intendencia, los hermanos del jefe comunal, Mariano y Gabriel, ya piensan en una posible postulación a la vicegobernación bonaerense.

Es sabido que el mayor de ambos fue electo diputado bonaerense y el menor comenzó a delinear un armado de relaciones de poder para instalarlo en municipios del conurbano. Su rol, según dicen, distará bastante de la función actual. Por eso buena parte del dinero en negro que está acostumbrado a manejar a discreción iría para financiar la incipiente campaña. (www.agencianova.com)

Comentá la nota