Enriquecimiento: avanza el caso de un secretario de Cristina

Enriquecimiento: avanza el caso de un secretario de Cristina
El juez Bonadío pidió las declaraciones patrimoniales de Víctor Gutiérrez.
La Justicia ha dado nuevos pasos y avanza en la investigación por enriquecimiento ilícito que le sigue a Víctor Fabián Gutiérrez, el secretario de Cristina Kirchner ¿y antes de Néstor Kirchner¿ sospechado de construir en la actualidad una casa en El Calafate que costaría un millón de dólares y de haber incrementado su patrimonio en un 765 por ciento en seis años. Gutiérrez está imputado y podría quedar más comprometido si prosperan una serie de pedidos que realizó el juez federal Claudio Bonadío, entre ellos la solicitud de su declaración jurada a la Oficina Anticorrupción.

Las medidas ordenadas por Bonadío se dan unos días después de que el fiscal federal Guillermo Marijuán elevó el requerimiento de instrucción para impulsar la causa, que comenzó con la denuncia del abogado Enrique Piragini, luego de que el portal de noticias OPI Santa Cruz reveló que el secretario de Cristina estaba construyendo una casa en la manzana 802 de El Calafate. Es decir, lo imputó formalmente. Clarín había publicado el lunes en exclusiva el monto exacto del incremento patrimonial.

Para tratar de determinar si se justifica el incremento de los bienes, Marijuán pidió, además de las declaraciones públicas y privadas del imputado, los siguientes informes:

Que la AFIP provea fotocopia certificada de las declaraciones juradas de bienes personales y del impuesto a las ganancias que presentó Gutiérrez.

Que ANSES informe los aportes previsionales registrados por Gutiérrez.

Que el Registro de la Propiedad Automotor informe si Gutiérrez es o fue dueño de algún vehículo.

Que el Registro de la Propiedad inmueble de la Capital y de Santa Cruz informen las propiedades que tiene Gutiérrez a su nombre y el juez federal de Santa Cruz realice una inspección ocular en la casa que construye en El Calafate para determinar si vale un millón de dólares.

Gutiérrez tiene 36 años y trabaja para el matrimonio presidencial desde los 18, según se ocupo de explicar él mismo en diálogo con este diario en la Isla Margarita. En esa entrevista, el acusado se defendió: dijo que, una vez terminada la casa, no valdrá más de 300 mil dólares. La Justicia ya pidió que la municipalidad de El Calafate envíe copia del expediente labrado para la construcción de la casa. Las sospechas crecen porque Gutiérrez, en 2003, había declarado ahorros, apenas, por 37.590 pesos, un auto de 18 mil pesos y una debida de 3 mil.

El salto en la cantidad y calidad de las propiedades que pegó el secretario de la Presidenta es tan llamativo que logró superar a sus propios jefes, que sólo en un año acumularon subas por un 158 por ciento.

En su presentación judicial, Piragini expresó: "Se solicita una profunda investigación sobre la forma de adquisición de dicho inmueble, la inversión millonaria emprendida y eventuales negociaciones incompatibles, tráfico de influencias, evasión tributaria y fiscal y eventual lavado de dinero".

El abogado requirió, expresamente, que la investigación tenga curso en la Capital Federal para "evitar la contaminación de la pesquisa por la intervención de personajes vinculados al matrimonio presidencial, visto que en el sur del país podrían intervenir jueces y fiscales allegados al poder". Piragini le puso nombres a esa sospecha: el juez penal santacruceño Santiago Lozada y a la fiscal de El Calafate Natalia Mercado, sobrina del ex presidente e hija de su hermana, la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner.

Comentá la nota