Enormes dificultades para los pequeños y medianos productores sometidos por la sequía

SAENZ PEÑA (Agencia) - Luego de al menos cuatro heladas "negras", que prácticamente quemaron los pastos verdes ocasionando serios inconvenientes para la ganadería, algunos lotes que fueron cosechados recientemente, comenzaron a ser preparados por algunos productores de la zona centrochaqueña que aún conservan la esperanza de que los vientos del sector que se producen por estos días hagan regresar la lluvia y así poder seguir con el laboreo de la tierra.
Sin embargo, la falta de humedad continúa golpeando fuertemente y tras el paso de los tractores con cinceles de los medianos productores, se observa la gran sequía en la que las lluvias de la semana pasada no mejoraron en nada la situación.

"Mire qué dura es la tierra, es como piedra", dice el productor Pedro Retamozo de la zona de Pampa Napenay, mostrando el paso del cincel por un lote de 23 hectáreas donde cosechó algodón.

"Trigo acá no se siembra y girasol, si llueve más, puede ser, pero así estamos quedándonos desocupados, como ex productores", acotó Lorenzo Pitra, de La Chiquita, colonia cercana a Sáenz Peña.

Agua en vagones

Mientras los intendentes de las localidades más afectadas por la sequía aseguran que siguen esperando agua por medio del ferrocarril para palear la gran falta del liquido elemento, desde la Administración Provincial del Agua delegación Sáenz Peña, se informó que por instrucciones de la presidenta de de ese organismo, María Cristina Magnano, este lunes se iniciará el traslado de agua no apta para el consumo humano, pero sí de mucho uso para labores de los ladrilleros del interior de la provincia, como también para los pequeños productores que sufren esta flagelo en sus animales,

El delegado local de APA, Roberto Ayala, asegurá que "se termina la limpieza de 25 vagones que hace un tiempo atrás realizó la limpieza de dos vagones y a pedido a la presidenta Magnano se le confió nuevamente continuar con el trabajo".

De esta manera se les estaría solucionando a ganaderos y ladrilleros el constante pedido de agua en casi todo el interior de nuestra provincia.

Ayala reconoció que el agua a distribuirse "No es para consumo humano", serían favorecidos quienes desde años trabajan en la fabricación de ladrillos, cría y mantenimiento de ganado".

La demanda de agua viene sin solución desde hace dos años, y nos pone muy contentos tener hoy la posibilidad de cumplir con la ardua tarea que nos encomendara la arquitecta Cristina Magnano quien mantiene una gestión de respuestas, y de este modo solucionaríamos definitivamente el problema de la escasez de agua con recursos de traslado para aquellos que desde hace bastante en esta delegacion dejaban sus quejas, pedidos y aunque se los escuchaba y mantenía en lista, no podíamos hacer nada. Ahora la solución está a consideración del pueblo y vamos a trabajar para que todos puedan tener agua", concluyo Roberto Ayala, delegado de la oficina que funciona en Casa de Campo en el predio de la Ferichaco.

Comentá la nota