Enojo por un tapón cloacas que provoca lagunas.

La obstrucción en un sector de la red cloacal se convirtió en un trastorno más importante de lo común para los vecinos de barrio El Progreso, que por esa causa ahora cuenta con extensas lagunas en su geografía.
"Hay más agua que en el canal del Río Salado", sintetizó mitad en serio y mitad en broma Luis, uno de los tantos que a diario transitan por calle Doctor Marrul, la más perjudicada por el avance del agua.

De acuerdo con el testimonio de quienes habitan esa arteria, en el trayecto en parte del trayecto intermedio entre Intendente de la Sota y Camino del Resero, la situación es constante desde hace quince días y a pesar de los reclamos efectuados ante Obras Sanitarias, el problema sigue sin resolverse.

"El agua se está levantando para la superficie y es una catarata lo que corre desde el barrio El Progreso para el lado de Intendente de la Sota, que es zona baja. Estamos luchando con el tema de la Gripe A, del dengue, ¿y eso no lo solucionamos", preguntó con indignación el hombre que relató los hechos ante La Verdad.

"Se han hecho numerosas peticiones, pero nadie nos dio ni cinco de bolilla", aseguró, en referencia a la ausencia de respuestas por parte de la dependencia municipal a cargo del silencioso Alberto Massa.

Luis indicó que el taponamiento de las cloacas se puede deber en parte al mal uso de los vecinos, pero "lo cierto es que la cuestión ya está planteada y a nadie parece importarle".

Comentá la nota