Enojo, discordia, bochorno y batahola con concejal ultrakirchnerista que apoya a De Narváez

Hace unos días el candidato a diputado nacional por el PJ disidente, Francisco de Narváez, visitó Pergamino en el marco de su campaña proselitista por el interior de la provincia de Buenos Aires.
A media mañana de ese sábado llegó al diario La Opinión donde fue recibido por su director, Hugo Apesteguía. Luego mantuvo una extensa charla con periodistas de ese medio y de Canal 4. Después, habría de reunirse con dirigentes ruralistas de Pergamino y la región y empresarios en el predio ferial de la Sociedad Rural local.

Ocurre que cuando toma estado público que la visita de Francisco de Narváez podría contar con la presencia del concejal Juan Giamé (habida cuenta que a todo el mundo hizo trascender que lo traía el), los ruralistas pasaron por su memoria la trayectoria del edil, que orgullosamente puede ostentar y que es la de haber propugnado firmemente el apoyo a la sanción de la 125 desde el Concejo Deliberante pergaminense, en su condición de legislador local, presidente de bloque y autoridad partidaria.

Otro de los recuerdos de los ruralistas hacia Giamé, fue cuando todos los bloques recibieron a los integrantes de la mesa de enlace local su posición fue por demás de clara. Todavía recuerdan que cuando intentaban tomar la palabra como él los obstruía. Recuerdan los comunicados que firmó y eran comentados por los medios de prensa o sus reportajes defendiendo la 125. Les cuesta creer tan abrupto cambio.

El enojo de los ruralistas que tenían sus fundadas razones, no se hizo esperar y estalló; resolviendo los hombres de campo de todos los sectores, entre los que se encontraban los de la Sociedad Rural, Federación Agraria, Carbap, Autoconvocados, declararlo a Giamé "Persona No Grata", vale señalar que actitudes de esta naturaleza jamás se habían adoptado para con ningún otro pergaminense.

Pese a estar avisado no se habría dado por enterado de ello y habría pretendido entrar en el mencionado establecimiento ruralista, lo que le habría valido ser interceptado, informó el portal de noticias Pergamino Ciudad (www.pergaminociudad.com.ar).

A todo esto, su padre habría entendido que podían rechazarlo a su hijo, y según versiones, habría llegado hasta su domicilio a buscar un arma. Por unas breves horas reinó el escándalo, la discordia y el desconcierto hacia este personaje tan bien conocido en Pergamino por su saltinbanquismo.

Algo está por demás de claro: el sector del campo está harto de las maniobras de la vieja política. También tenemos entendido que no sería el único caso de entrismo, otros casos similares como el de Junín, habrían llevado a sentenciar que "De Narváez y Felipe Solá están más de acuerdo que nunca (bajan las candidaturas de dirigentes infieles)". Sobre esta anómala situación, de Narváez, fue impuesto a viva voz por dichos interlocutores ante un auditorio colmado de productores agrarios.

Además le habrían expresado: "No hay que descartar a nadie, pero hay que ser selectivo, porque no alcanza con ser aire nuevo y gente fresca si jugaron abiertamente en contra del campo, hay que encontrar gente con participación y compromiso".

De todas formas la cosa no terminó ahí y hasta la fecha todos los sectores que integran el espacio Unión-Pro evitan su contacto. Lo han hecho saber por los medios escritos y radiales. Las distintas reuniones de los grupos de Unión-Pro se hacen sin la presencia de Giamé como así también las solicitadas igual.

No obstante también se supo que inicialmente habría solicitado que su esposa Marcela Manfredini fuera concejal en tercer lugar, lo que habría motivado de plano su rechazo ya que además su cuñado José Manfredini sería también diputado provincial, lógicamente esto habría provocado el rechazo del abogado que circunstancialmente era su interlocutor. Alguien musitó ¿Qué te pasa Gorosito? Evidentemente Kirchner es un poroto, es un atrasado al lado de esta persona.

En tanto en el semanario Colón Doce, Giamé sigue apareciendo en los medios como candidato a diputado provincial, definitivamente puesto por de Narváez. ¿Será cierto? ¿Habrá caído en saco roto el pedido de muchos pergaminenses? ¿Tendrá presente el apoyo sincero con que fue recibido de Narváez y la repulsa unánime y pública allí expresada para con el edil?

Mientras la discordia continúa algunos han sugerido que existiría un pacto con el ultrakirchnerismo (en el que militó hasta hace unos 20 días) que siempre lo premió, haciéndolo en varias oportunidades: concejal, presidente de bloque, vicepresidente del PJ, aunque en cada elección anduviera por siglas distintas sin el menor reproche de su parte. Llama demasiado la atención. Ante ello comentaban en voz baja frases como "a otro perro con ese hueso" o "ese Can es rara Avis". (www.agencianova.com)

Comentá la nota