Evo se enojó, y le contestó a Hillary

"Imperialistas" y "capitalistas" fueron las frases más suaves en declaraciones con que el presidente boliviano acusó a Estados Unidos de ser el verdadero estado terrorista "por enviar tropas a otros países".
El gobierno boliviano no toleró la recomendación de Estados Unidos para que "lo pensara dos veces" antes de reunirse con el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, a quien considera promotor del terrorismo. "Estados Unidos no tiene ninguna autoridad para hablar de terrorismo cuando ellos son los que practican terrorismo enviando tropas militares a otros países y sentando bases militares en algunas regiones de este planeta", respondió Morales. Envalentonado por su respaldo del 63 por ciento del electorado, el presidente devolvió la aspereza a la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, quien había advertido que abrazarse con el de Irán "podría traer consecuencias". Cuando fue reelecto, el aymara había hablado de "acelerar el proceso de cambio". Como consecuencia, esta semana el gobierno quitó una estancia a la familia de Branko Marinkovic, ex presidente del Comité Pro Santa Cruz y teórico que proponía la creación del "Estado binacional". Las doce mil hectáreas pasaron a manos del pueblo indígena guarayo.

A la vez, el gabinete de Morales y los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) preparan cien leyes que deberá aprobar la Asamblea Plurinacional para la implementación a pleno de la nueva Constitución, vigente desde febrero de este año. Será un trámite en la Asamblea, controlada en sus dos tercios por el partido de gobierno. El mandato de los actuales integrantes del Congreso finalizará el 5 de enero. Los 166 legisladores electos el domingo pasado asumirán el 22 del mismo mes.

El desarrollo que requiere la nueva Constitución tendrá una ley de autonomías, actualmente en preparación dentro del MAS. También se aprobará una ley para la investigación de fortunas trabada hace dos años en el Senado. Otras normativas prioritarias para Morales son la de reforma del Poder Judicial y la del nuevo régimen electoral.

Mientras tanto, el presidente elige candidatos alcalde y prefecto para las elecciones del 4 de abril de 2010. Los postulantes deben presentarse ante la Corte Nacional Electoral (CNE) hasta el 3 de enero.

Este domingo, Morales viajará a Cuba para participar de la cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que se de-

sarrollará los días 13 y 14. Luego irá a Dinamarca para "representar a los indígenas" en la cumbre sobre cambio climático.

Entre tanta actividad, el presidente se tomó cinco minutos para responder al gobierno de Barack Obama. "Quiero decir al Departamento de Estado y especialmente a su gobierno: somos un país soberano, somos dignos y no aceptamos ninguna advertencia ni amenaza. Sin el imperialismo, sin el capitalismo, Bolivia está mejor todavía. Dicen que Irán exporta terrorismo. ¿Saben quiénes exportan terrorismo? Aquella gente que manda tropas a otros países, los que instalan bases militares. Ellos son los que practican y hacen terrorismo. Es el gobierno de EE.UU. el que practica y hace terrorismo", sostuvo.

Morales destacó que los enviados por los gobiernos de Cuba, Venezuela e Irán realizan tareas humanitarias. "¿Acaso los militares van a salvar vidas? Los militares armados van a acabar vidas, como en Irak, como en Afganistán, como en las bases militares de EE.UU. en Sudamérica", dijo.

En diciembre de 2008, el gobierno de EE.UU. suspendió el programa de liberación de aranceles para algunos productos bolivianos por considerar que Morales no cumple los objetivos en la lucha contra el narcotráfico. "Cuando los países capitalistas otorgan créditos es con condiciones. Pero cuando se aplica la solidaridad y complementariedad con otras naciones, todas se desarrollan y cultivan relaciones imperecederas", afirmó.

Las cifras definitivas de las elecciones generales estarían el lunes, según la CNE. Hasta el momento, Morales cuenta con el 63 por ciento de los votos. El gobierno juró que no usará su mayoría en la Asamblea para pasar sobre la minoría. Prometió que todas sus acciones serán efectuadas en consenso con la reducida derecha. Esto no evitó que el gobierno se diera el gusto de quitar tierras a la familia de Marincovic, el empresario que fuera principal opositor a Morales y cuyo paradero hoy no se conoce. Entre otras causas contra él, el gobierno sostiene que colaboró con la banda paramilitar de Eduardo Rózsa, llegada a Bolivia para dividirla en occidente y oriente.

El litigio por las tierras viene desde 1997, cuando el pueblo guarayo denunció que los Marinkovic ocuparon sus tierras para instalar la estancia "Yasminka", a nombre de la hermana del empresario aceitero. En 2007, el viceministerio de Tierras había solicitado el desalojo de la propiedad. El Tribunal Agrario Nacional se pronunció el 4 de diciembre y ordenó el despojo de los Marinkovic. "No ha sido una decisión del gobierno, sino del TAN. A nosotros sólo nos toca operativizar la decisión del tribunal", dijo a Página/12 el viceministro Alejandro Almaraz. Ayer, se esperaba que la familia Marinckovic sacara de la estancia su ganado y objetos personales. El viceministro adelantó que tiene en vista otras propiedades para entregarlas a organizaciones indígenas y campesinas.

Comentá la nota