Enojados, productores afirman que no se moverán de las rutas

El paro de siete días que lanzó el sector agropecuario comenzó ayer con piquetes en más de 60 puntos del país, mientras la dirigencia ruralista acusó al Gobierno de "estrangular hasta la asfixia" a los productores y advirtió que Néstor Kirchner "aceleró el proceso de confrontación".
La jornada de protesta se cumplió con chacareros apostados al costado de las carreteras y, en muchos casos, con piquetes en los que se impedía el paso de camiones cargados con granos y hacienda en pie. Mientras el oficialismo mantuvo un silencio de radio, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, llamó a que no se "moleste a la gente que anda por las rutas" y recomendó "volantear" sin cortar el tránsito, insistiendo en que "hay un derecho" a protestar. En nuestra región, a los piquetes permanentes en 25 de Mayo, Saladillo (foto) y Lobos, ayer se le sumó el de Roque Pérez. Todos los productores consultados cuestionaron el accionar del gobierno de Cristina Fernández y afirmaron que "no nos moveremos de las rutas hasta tanto haya respuestas".

Comentá la nota