Enojados con Kirchner, dos piqueteros dejan el Gobierno

Intercambiaron acusaciones por la situación actual y pasada en la provincia.
Molestos por la decisión de Néstor Kirchner de privilegiar su alianza con el Partido Justicialista, los dos piqueteros que tienen un cargo en el gobierno de Cristina presentarán mañana su renuncia. Así, Jorge Ceballos abandonará la subsecretaría de Organización y Capacitación Popular y Humberto Tumini dejará la secretaría ejecutiva del Consejo Federal de Derechos Humanos.La decisión la tomaron horas después de las internas del PJ bonaerense y la anunciarán formalmente mañana en una conferencia de prensa en el Hotel Bauen.

"Esta vez no hay retorno", le dijo anoche a Clarín Ceballos, que ya había renunciado a su cargo en el Ministerio de Desarrollo Social en 2007, luego de que Kirchner le confirmara que no lo apoyaría en su pelea por la intendencia de La Matanza. Después de las elecciones, regresó al Gobierno, aunque no tardaron en volver a profundizarse las diferencias.

"El resultado de las internas bonaerenses es un cachetazo a miles de argentinos y arrojó la perpetuación de una estructura con los mismos personajes que compartieron la política de Menem y Duhalde", disparó Ceballos después de la elección del PJ del domingo. Y ayer agregó: "(Aldo) Rico y los derechos humanos no son muy compatibles que me parezca". El ex carapintada se impuso en San Miguel con la venia del ultrakirchnerista Carlos Kunkel.

Ceballos también salió al cruce de las versiones sobre la posible candidatura de Kirchner a senador bonaerense en 2009 y opinó que era "un globo de ensayo para desplazar la foto de los impresentables del PJ bonaerense". Ayer, Ceballos confirmó que se presentará como candidato a diputado en la Provincia por afuera del kirchnerismo.

Los piqueteros Ceballos y Tumini, principales referentes del Movimiento Libres del Sur, no son los únicos que se animan a cuestionar públicamente la "pejotización" del kirchnerismo. Esta semana, lo hizo también la ministra de Salud, Graciela Ocaña, y en las últimas horas se sumaron otros aliados (o ex aliados) del Gobierno. Por ahora, son los únicos que se atreven a pegar el portazo.

Comentá la nota