ENJASA deberá reintegrar trabajadores y el gobierno otorgarle las acciones

En un fallo histórico que sienta jurisprudencia en favor de los ex trabajadores de las empresas privatizadas, el juez Correccional y de Garantías nº 9, Juan Cabral Duba, le ordenó a la empresa Entreteni-mientos y Juegos de Azar SA (ENJASA) la reincorporación de los 13 trabajadores del ex Banco de Préstamos y Asistencia Social despedidos en octubre de 2007 "hasta tanto se resuelva el régimen de propiedad participada de sus acciones".
Pero además, intimó a las autoridades provinciales a darle cumplimiento al Programa de Propiedad Participada (PPP) en un plazo no mayor a los 60 días.

De esta manera, Cabral Duva dio lugar a un recurso de amparo presentado por los ex empleados. En los próximos 2 meses la Provincia deberá fijar quiénes son los beneficiarios del 10% del capital accionario de ENJASA y el valor de estas acciones, tal como lo vienen reclamando los trabajadores desde que se privatizó el ex banco estatal en 1998.

Precedente

Pero además, el fallo le abre la puerta a la presentación de amparos similares por parte de otros trabajadores que hubiesen sido despedidos por ENJASA o por otra de las empresas estatales privatizadas, y que vienen reclamando la implementación del PP.

Tal es el caso de los ex empleados de la Empresa Distribuidora de Energía Eléctrica de Salta (EDESA).

En diálogo con Nuevo Diario, los despedidos de ENJASA celebraron el fallo de Carbal Duba, aunque dieron por descontado que la empresa lo apelará.

"La decisión del juez sirve para que el Estado finiquite de una vez por todas el tema de las acciones de ésta y otras privatizadas", aseguró Miguel Montellano, uno de los trabajadores.

Marisa Quiroz, por su parte, le agradeció al diputado del Partido Obrero, Pablo López, por conseguir la aprobación de una resolución de la cámara en favor de los trabajadores.

Derecho privado

ENJASA había rechazado el amparo argumentando que, pese a que el pliego de condiciones la obligaba a absorber a los trabajadores del ex Banco de Préstamos, la empresa se regía por el derecho privado y podía tomar la decisión de despedir personal para reestructurar la compañía.

Comentá la nota