El engaño de las candidaturas testimoniales

El ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia criticó con dureza las postulaciones testimoniales que presentó el kirchnerismo de cara a los comicios legislativos del 28 de junio.
"Estas candidaturas podrán ser habilitadas por la formalidad de un fallo judicial, pero su razón de ser es una trampa y busca confundir a los votantes, para intentar recuperar mediante el engaño lo que perdieron en el ejercicio del poder: la confianza del Pueblo", advirtió.

Las llamadas "candidaturas testimoniales" son un invento del oficialismo que se percibe en serias dificultades frente a las próximas elecciones, en razón de que un modo de conducción desorientada y mentirosa afloja cada vez más sus cimientos y, en la desesperación, toman mano de cualquier ardid o treta de "ingeniería electoral".

Si primero está la Patria, es obvio que maniobras de este tipo deterioran su organización republicana ya que modifican de manera arbitraria las reglas de juego.

Se modificaron fechas primero, y se burlaron las obligaciones y responsabilidades de quienes son representantes y deben cumplir con sus mandatos. Para ellos todo es igual, nada es mejor, recordando los inmortales versos de Discépolo, sin importarles que así favorecen el desprestigio de la política, que es la base de una organización democrática. Esto favorece la confusión, el alejamiento de los ciudadanos y el desinterés por la cosa pública.

Hace pocas horas se informaba que casi la mitad de los electores de la ciudad de Buenos Aires, no saben realmente qué se elige el próximo 28 de junio. Como político que milito desde siempre en el peronismo debo señalar como principal responsable al oficialismo que se siente en aprietos y para salir usa el apriete.

Por cierto que estarán aquellos que, justificando cualquier medio, se cobijan en una concepción desnuda del poder. El argumento en la política es poder y El Príncipe – diría Maquiavelo – está obligado a conservarlo. Lo que se pierde de vista es que esa falta de adecuación entre fines y medios es la que ya generó en nuestro país conflictos estériles que luego abren paso a las crisis.

Todo lo que se podría haber aprovechado durante el período de recuperación que se inició luego de la crisis de fines de 2001 se dilapidó irresponsablemente en los últimos dos años, por esa concepción del poder por el poder mismo.

El último invento de Néstor Kirchner, llamado candidaturas testimoniales, embarcó al Gobernador, al jefe de Gabinete y a muchísimos intendentes, quienes en lugar de ocuparse de los asuntos de gobierno, deben salir a hacer campaña para que los voten a cargos que luego no asumirán. Perón decía: "Aun los errores cometidos con lealtad son perdonables. Imperdonables son los cometidos con mala fe. Estos no los puede perdonar el pueblo ni ninguna persona de buena fe".

Las "candidaturas testimoniales" podrán ser habilitadas por la formalidad de un fallo judicial, pero su razón de ser es una trampa y busca confundir a los votantes, para intentar recuperar mediante el engaño lo que perdieron en el ejercicio del poder: la confianza del Pueblo.

Comentá la nota