Se enfrió la economía en Neuquén

Tuvo un crecimiento nulo en 2008 después de haber duplicado la actividad en los últimos seis años. Cuatro provincias registraron recesión.
Una medición privada sobre variables económicas determinó que la provincia de Neuquén duplicó su actividad en los últimos seis años, aunque el año pasado tuvo un comportamiento neutro, al límite de la recesión. Unas 18 provincias registraron crecimiento, Neuquén y Tucumán mantuvieron sus índices, y cuatro provincias registraron recesión.

Así lo señaló el último informe del Indicador Sintético de Actividad de las Provincias, ISAP, elaborado por la consultora porteña Federico Muñoz, que se presenta como un índice confiable frente a la falta de confianza que tiene el Estimador Mensual de Actividad Económica que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INDEC.

El ISAP es un sistema de índices de actualización trimestral que permite evaluar y comparar de manera homogénea la evolución económica de las 24 provincias.

Cómo se mide

En términos técnicos, los ISAP son índices coincidentes del nivel de actividad para cada una de las provincias que resultan de la síntesis de siete indicadores parciales o sectoriales: nivel de empleo, salario promedio, recaudación del IVA, venta de supermercados, despachos de combustible, demanda de energía eléctrica y patentamiento de autos.

En el caso de Neuquén no se tiene en cuenta la estratégica producción de petróleo y gas que, según los registros oficiales se redujo en un 5 y 2,3 por ciento durante 2008.

Según el análisis del equipo de economistas de la consultora, se asiste a un enfriamiento de la economía del país. Un dato concreto lo confirma: en los últimos doce meses, la mitad de las provincias argentinas creció a una tasa anual inferior al 3,7 por ciento cuando tan sólo un año atrás, en el tercer trimetre de 2007, la mediana del crecimiento económico provincial era del 9,5 por ciento anual.

En el ránking nacional, la provincia de Neuquén se sitúa en el puesto 19 junto con Tucumán, que tuvieron un comportamiento neutro. Por encima están las provincias que registraron crecimiento de su economía y por debajo están Corrientes, Misiones, Salta y Chaco que tuvieron recesión.

Años atrás

Si se compara el comportamiento del índice con respecto al primer trimestre de 2002, Neuquén creció un 98 por ciento, y se ubicó en sexto lugar después de Tierra del Fuego, San Juan, Formosa, Santa Cruz y Corrientes. Yendo más atrás, y si se compara el crecimiento con respecto al primer trimestre del año 1997, Neuquén se situó en segundo lugar, con un 99 por ciento de crecimiento, después de la provincia de Santa Cruz, que creció un 132 por ciento.

Federico Muñoz, licenciado en Economía recibido en la Universidad Nacional del Sur -de Bahía Blanca-, guía un equipo compuesto por Mariano Pereira y Federico Furiase.

Tras poner el foco en los ISAP provinciales, el equipo de la consultora determinó que queda en evidencia que el enfriamiento de la economía ha sido particularmente severo en el norte del país. De hecho, las cuatro provincias que al tercer trimestre del año pasado mostraron viariaciones interanuales negativas en su Isap fueron Chaco, -7, Salta, -2, Misiones, -2, y Corrientes, -1.

Descensos

Los descensos que muestra el índice no obedecen a la debilidad aislada de alguna variable, sino a caídas pronunciadas en los despachos de combustibles y recaudación por el IVA y al súbito enfriamiento de sus respectivos mercados laborales.

Como una provincia aparente en tamaño se puede mencionar a Río Negro, cuya economía no depende tanto de los hidrocarburos como Neuquén. El año pasado tuvo un crecimiento del 1 por ciento, y en el acumulado del 2002 se ubicó en el puesto 17 con un 68 por ciento de crecimiento, y en comparación con el año 1997 estuvo en el noveno lugar con el 57 por ciento de incremento.

Comentá la nota