Enfrentamiento sindical Uno de los disparos salió de un arma que fue incautada en la sede de Atilra

Así lo indica una pericia balística. El hecho, en el que se enfrentaron dos sectores opuestos del gremio, ocurrió el 3 de diciembre en Rosario y hubo un muerto.
Una pericia balística determinó que uno de los disparos efectuados durante los enfrentamientos sindicales del 3 de diciembre surgió de una de las armas incautadas por la justicia en la sede local de la Asociación de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra).

El informe estableció que uno de los disparos impactó la ventana de una vivienda ubicada en la intersección de Iriondo y San Luis y partió de uno de los revólveres calibre 38 que se incautaron en el allanamiento a la sede gremial, junto a una pistola calibre 22 y un caño de escopeta calibre 16, según informaron hoy fuentes judiciales.

También, el estudio pericial elevado a la jueza de Instrucción penal María Luisa Pérez Vara habría determinado que, por el ángulo del disparo, uno de los balazos que rompió un vidrio en la ochava noroeste de San Luis e Iriondo se habría efectuado desde la puerta del gremio ubicado en calle San Luis 3385.

La desenfrenada batalla campal entre dos sectores opuestos de Atilra se desencadenó en el mediodía del miércoles pasado, frente al sindicato de Atilra, donde unos 500 trabajadores adherentes a la CTA asistían a un acto de repudio a los episodios registrados el sábado 29 de noviembre pasado en la empresa Sancor. Durante el acto fue notoria la escasa presencia policial y terminó en un violento enfrentamiento con armas de fuego, cadenas y palos, incluso se escucharon disparos mientras los grupos opuestos peleaban a puñetazos.

Como consecuencia resultó herido mortalmente de un tiro en el tórax, el tesorero de la filial Córdoba de Atilra, Héctor del Valle Cornejo, de 53 años, dos trabajadores resultaron baleados y otras 15 personas heridas.

Actualmente en la causa se encuentra un único detenido, Raúl Cazón, un patovica que habría sido contratado por el sindicato de Rosario para colaborar y proteger al gremio en el supuesto que el sector nacional quisieran tomarlo, y fue filmado cuando disparaba un arma en la puerta del gremio.

Por otra parte, su abogado defensor, Carlos Varela, aseguró que las filmaciones no son claras y no se puede precisar ni distinguir facciones. Las mismas fuentes señalaron que la jueza Pérez Vara podría recaratular la causa por homicidio en riña agravado por el uso de armas y esta nueva determinación podría llegar a imputar a un mayor número de personas.

Comentá la nota