"Fue un enfrentamiento interno"

Para Alvaro Gaviola la balacera al colectivo que transportaba hinchas se debió a una interna de dos grupos, cuyo enfrentamiento ha llegado a este punto extremo de violencia, y en el que no esta exento el tema drogas. Las dudas del caso.
El ministro de Seguridad Alvaro Gaviola aseguró ayer que el ataque al micro de Ñuls se debió a una interna de dos grupos, cuyo enfrentamiento ha llegado a este punto extremo de violencia, y en el que no esta exento el tema drogas. "Es una de las hipótesis que llevamos adelante a través de la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad", apuntó. La complicidad policial es otro elemento de la misma hipótesis.

¿Cómo piensa abordar este tema, teniendo en cuenta que se postula desde su propia área desactivar las economías delictivas para enfrentar el delito? ¿Cómo se aplicaría este concepto en este caso?

Evidentemente en el tema del fútbol siempre se encuentra la sospecha de que existen otras situaciones que van más allá del aspecto meramente deportivo, que muchas veces pueden estar asociadas con cuestiones delictivas. Es correcto que en el tratamiento de las economías delictivas hay que profundizar el estudio sobre las causas y no sobre las consecuencias, el delito es la manifestación última, pero hay que ir hasta el fondo: qué es lo que lo mueve. Y si tiene que ver con la droga, la prioridad es atacar a la producción, desactivando las cocinas de pasta base como ya hemos hecho el año pasado, con siete cocinas desarticuladas en Rosario y zona.

Usted menciona uno de los elementos que sobrevuelan este conflicto. ¿Cree que el tema drogas está involucrado en este enfrentamiento?

La verdad es que todo es posible y son líneas investigativas que estamos llevando adelante, no solo a través de la policía sino de la Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad, dado que desde siempre sobrevuela la sospecha de que algún personal policial puede estar interviniendo y para eso preventivamente la Secretaría realiza todas las investigaciones y está atacando el problema desde ese lado.

¿Que está haciendo el secretario de control Facundo Paschetto?

Está recogiendo todas las denuncias que están llegando a través de Asuntos Internos, comentarios, manifestaciones anónimas, todos elementos que hacen que uno tome directivas de cómo orientar la investigación hacia un sentido u otro. Todas las líneas se toman y se les dan seriedad, muchas veces sin elementos probatorios, o no suficientes pero nos sirven para encauzar una investigación, y muchas veces nos han dado resultados, nos han permitido establecer la participación de personal.

¿Cuál es el nivel de complicidad, o connivencia policial que visualiza con las barras de los clubes y puntualmente en este caso de Ñuls?

En este momento no puedo dar una respuesta certera y no puedo anticipar opinión y no seria responsable. Con el correr de los días aparecerán nuevos elementos y pronto tendremos más datos certeros.

Desde la ONG "Salvemos al Fútbol" Mónica Nizzardo apuntó al comisario inspector Alberto Villa por sus antiguas relaciones con la barra de Ñuls en tiempos en que era manejada por los hermanos Camino. ¿Está analizando el legajo de los jefes policiales en cuya zona se concretó este ataque? Exactamente son todos elementos de la investigación, y asi como está la denuncia tenemos otras líneas, y están siendo verificadas y desarrolladas. No puedo decirle más, no se descarta ninguna hipótesis.

¿Le sorprende que no haya sido entregado el colectivo de color amarillo sobre el que cayó la mayor descarga de impactos de bala?

La verdad es que tengo que decir que no es una situación común este hecho, el que no tengamos aún el colectivo, pero estamos trabajando.

¿Cómo encuadraría este episodio?

Es un enfrentamiento entre barras antagónicas, esto es lo que tenemos.

Comentá la nota