Los enfermos por dengue ya son 7.013 en el Chaco

La Sala de Situación NEA difundió que hasta anoche sumaban 7.013 los casos confirmados por dengue en la provincia. Para las autoridades sanitarias, en Pampa del Infierno Castelli, Tres Isletas y Concepción del Bermejo las notificaciones tienden a disminuir.
Entre las nuevas localidades con afectados ayer se incorporó Miraflores.

Si se comparan las nuevas cifras con las de anteayer, se incrementó en 373 el número de personas con sintomatología compatible con el mal. Aunque no todos fueron confirmados por laboratorio, sí por nexo epidemiológico, es decir por pertenecer al grupo donde ya existe un afectado por la enfermedad y más personas presentan nuevos signos.

De acuerdo con el parte diario, en Resistencia ayer se confirmaron 11 casos más, en base a criterios clínicos y epidemiológicos. En Machagai, en la búsqueda de casos febriles en terreno a partir de la confirmación de un paciente sospechoso, los médicos dieron con un grupo de al menos 16 más en casas vecinas.

En esa ciudad centrochaqueña, para restringir los límites del foco, tanto el municipio, como hospital y personal de control de vectores de la Nación fumigaron viviendas próximas y distribuyeron repelentes, en el barrio y en la escuela primaria más cercana.

Tendencia declinante

La interpretación de los expertos es que puede notarse "una tendencia declinante en localidades del Oeste provincial, como también en Castelli y Tres Isletas; mientras que se confirmaron nuevos casos en Machagai y Miraflores". En consecuencia, insisten en la eliminación de criaderos y control de condiciones ambientales para prevenir e interrumpir la propagación del mosquito que transmite la enfermedad.La cartera sanitaria provincial anunció ayer que trabaja para controlar al vector a largo plazo y contempla la incorporación de más recursos y pese a que no se precisaron cuáles son, se propone poner límite tanto a enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti, como por la vinchuca (Mal de Chagas).

Fumigación y control

Además, la provincia confirmó que avanzó e intensificó acciones en el Area Metropolitana e informó que hasta ayer ya eran 41.398 las viviendas fumigadas. Se estiman en 188.705 el total de habitantes protegidos y 3.360 manzanas acumuladas con rociado espacial a través de vehículos.

Ayer comenzaron las acciones de control vectorial en la capital chaqueña con dos máquinas termofumigadoras autoportantes, las que imprimen mayor velocidad a los trabajos de rociado espacial. En los próximos días se terminará con esos trabajos de control del mosquito adulto en Resistencia, Fontana y Barranqueras. Por su parte, la Sala de Situación insistió que la actividad más importante es la eliminación de los criaderos, mediante el descacharrado y control del medio ambiente.

Descacharrado

y limpieza

Con los resultados del muestreo realizado para conocer la densidad de Aedes Aegyptis en Resistencia, se observó que de 603 viviendas visitadas, 145 (24 por ciento) tenían larvas del mosquito transmisor de la enfermedad. La fumigación no tiene efecto contra larvas ni huevos, ni efecto residual, por lo que se insistió con la eliminación de criaderos y control del ambiente para la prevención.

Desde que el huevo del mosquito, pegado en la pared de los cacharros, se pone en contacto con el agua se obtiene un mosquito adulto en siete días. Por eso, la fumigación espacial es secundaria en el control de la población de mosquitos transmisores.

Comentá la nota