Los enfermeros del Central volvieron a reiterar reclamos

Convocados por delegados de la Asociación Trabajadores del Estado de Formosa, integrantes del sector de Enfermería del Hospital Central se reunieron en el ateneo del centro hospitalario provincial con la finalidad de tratar la situación que padece el sector, como consecuencia de lo que ATE considera una errónea aplicación del decreto 322/08 "mediante lo cual hubo una rebaja arbitraria e ilegal en el valor de las horas de recargo", según lo afirman dirigentes de ese gremio.
Cabe mencionar que esta cuestión ya ha sido motivo de presentaciones de reclamo por escrito provenientes de la mayoría de los hospitales de la provincia (Central, de la Madre y el Niño, Ingeniero Juárez, Las Lomitas, Clorinda, El Colorado, Riacho He-hé, Laguna Blanca, etc.,) con la firma de centenares de trabajadores, presentaciones que fueron entregadas en mano propia al Ministro del área y que aún esperan por su respuesta, por lo que la rebaja salarial denunciada por la equivocada interpretación del Decreto tiene carácter continuado, y su ilegal aplicación la padecen en sus bolsillos los trabajadores de la salud todos los meses, tal como lo consigna la dirigencia de ATE.

Durante la asamblea también fueron tratados distintos puntos del quehacer hospitalario, destacándose de manera especial lo concerniente a la falta de protección de los trabajadores como consecuencia de la no vigencia de la ley 787 de Carrera Sanitaria. Además, se habló de la falta de personal a cargo de Internados, poniéndose como ejemplo –y a modo de comparación injusta, según se aclaró- la cantidad de enfermeros por paciente que existe en el Hospital de Alta Complejidad, donde según ATE se da la relación de un enfermero cada dos pacientes de salas comunes, a quienes se les paga sobresueldos de cerca de un mil quinientos pesos, mientras que en el Hospital Central se da el caso de veinticuatro pacientes cada dos enfermeros, con una sobrecarga laboral extremadamente estresante obviamente producida por tal situación, con horas de recargo disminuidas por un Decreto desafortunadamente mal aplicado, a causa del cual se debe trabajar todo el mes corrido para llevarse la exigua cifra de quinientos pesos.

Otras irregularidades denunciadas fueron la no provisión de indumentaria (que hace que el trabajador deba proveerse el equipo pagándolo con su dinero), falta de insumos descartables o aquellos de primerísimo necesidad, como lo es el alcohol para desinfecciones, la falta de guantes, etc. Los participantes de la asamblea también aludieron a la recientemente inaugurada sala de terapia intensiva que fue motivo de diversos elogios, pero para cuyo funcionamiento se obvió mencionar que falta personal de enfermeros y de médicos para atenderla, según lo indicaron fuentes de ATE.

Comentá la nota