Enfatiza defensa de Insfrán a la intervención estatal al sistema jubilatorio y Aerolíneas

El mandatario dijo que el desmanejo diezmó la flota de aviones y puso en riesgo el destino laboral de miles de empleados
La decisión política del gobierno nacional de intervenir para poner freno al descalabro de administraciones que llevaron a la quiebra a empresas que son emblemáticas para el país como Aerolíneas Argentinas fue destacada por el mandatario formoseño, Gildo Insfrán así como también la recuperación del manejo estatal de las AFJP que permite invertir con equidad recursos de los jubilados que antes eran manejados por los especuladores financieros.

Al hablar anoche en la Escuela 8 de Clorinda, defendió enfáticamente la intervención estatal en Aerolíneas Argentinas. Dijo que el desmanejo no solamente diezmó la flota de aviones y puso en riesgo el destino laboral de miles de empleados sino que también desvirtuó el sentido federal que tiene Aerolíneas al suspender sus vuelos o reducirlos al mínimo a lo que se ha dado en llamar el país profundo, algo que considera una ofensa para quienes promueven un país integrado y un federalismo equitativo que ponga fin a las asimetrías existentes y que le quitan posibilidades de realización plena a sus pueblos.

Por otro lado, Insfrán considera que el regreso al ámbito estatal de los fondos de las AFJP puso fin a la utilización de los recursos para el beneficio de un reducido grupo de operadores financieros que fue ahora puesta en caja por la decisión presidencial que permite que se hagan inversiones que no solamente aseguren el recupero de los fondos y su rentabilidad sino también afectarlos a fortalecer el objetivo de hacer realidad la distribución de la riqueza de modo equitativo contrariamente al modelo neoliberal que exhibía una copa que jamás se llenaba y por ende nunca derramaba como se proclamaba.

En la misma tónica hizo lo propio con el sistema provisional provincial, que insistió en asegurar que no pasara a la esfera nacional y que los beneficios se respetaran, como el 82% móvil, aun no compartiendo la legislación nacional. "Aquellos que dicen que vamos a pasar la caja y que se van a perder los beneficios, son los mismos que le descontaron el 13% a todos los jubilados", aseguro.

Insfrán habló de la necesidad de que se reconozca la necesidad de establecer un nuevo orden mundial en el que, ante los fracasos del capitalismo y del comunismo, se adopte como modelo la tercera posición que hace más de 60 años propusiese el general Juan Domingo Perón quien había pronosticado el destino de ambos sistemas porque no habían considerado al ser humano que para el justicialismo es el centro y razón de ser de sus realizaciones y obras.

Insistió en la necesidad de que sea el estado responsable el que intervenga en el libre juego de la oferta y la demanda para que las injusticias e inequidades tengan un árbitro que contemple las necesidades y aspiraciones de los que menos tienen.

Insfrán abogó por un federalismo con equidad como el que impulsó el ex presidente Néstor Kirchner en 2003 y que ahora tiene continuidad con Cristina Fernández de Kirchner ya que propicia un tratamiento justo para un país integrado, desde una distribución de la riqueza que no sea igual para todos-como se pregona desde el neoliberalismo-sino que, a partir de la eliminación de las asimetrías, se pueda responder con solvencia a los que más necesitan de la justicia social.

Hizo notar que en EEUU Barack Obama comprendió la necesidad de que el estado intervenga para resolver las situaciones de emergencia en la que se ven envueltos los pueblos por la ambición desmedida de los sectores de poder que no alcanzan a interpretar que la opción es un nuevo orden en el que todos tengan participación con la articulación natural de la política para evitar los gobiernos corporativos y recrear la comunidad organizada.

Otro de los temas que clarificó Insfrán se relaciona con el apoyo de la presidenta de la Nación a la continuidad de la General Motors en Santa Fé que mereció una verdadera andanada de objeciones."Además de asegurarse el recupero de la inversión, la doctora Cristina Fernández no se detuvo a mirar que ayudaba a una multinacional al borde de la quiebra sino a una fábrica con obreros argentinos que tienen el derecho de seguir manteniendo con dignidad la armonía de la mesa familiar", expresó el gobernador formoseño.

Intereses inconfesables

Marco como los medios nacionales -que promueven a los candidatos de la oposición- no discuten el fondo de la cuestión. "Y no lo hacen porque el proyecto de ellos es inconfesable, si le dicen al pueblo argentino lo que quieren, no los van a votar", afirmo Insfran.

Sostuvo a que el "frente de tormenta" es propiciado por sectores que "todavía aspiran a la ganancia fácil a través de la especulación o la usura, y basado en eso, ningún proyecto es sustentable, porque para que lo sea se debe dar la generación de riqueza a través del trabajo. De otra manera es un país para pocos y la variable pasa a ser millones de desocupados"

Explico a los clorindenses que exponía todo esto para que se valore el contexto actual y los hechos que "se viven en el país y por supuesto en Formosa", enfatizando que "esto no es producto de la casualidad, sino porque el ex presidente Néstor Kirchner opto por buscar la independencia económica para así tener soberanía política, y de esa manera construir la justicia social. Es lo que comenzó hacer y ahora sigue la presidenta Cristina".

Hizo un pedido a que "una vez mas, por lo que hicimos, por lo que seguiremos haciendo, y por lo que falta hacer, con esa herramienta tan importante que nos da democracia que es el voto, el 28 de junio digamos que queremos que se profundice el modelo formoseño y el plan 2015, y lo mismo para el proyecto nacional. Así, desde este costado norte de la patria estaremos aportando nuestro granito de arena en la construcción de una nueva Argentina, con un federalismo real y efectivo, y no el egoísta que los otros proponen".

Comentá la nota