Enero termina con la inflación más alta para el mes desde 1992

Enero termina con la inflación más alta para el mes desde 1992
Analistas privados creen que rondó el 2%, por los alimentos y el turismo; prevén una aceleración
El año 2010 comenzó con una aceleración de la inflación. De acuerdo con las estimaciones de analistas privados, el primer mes del año cerrará con una suba en torno al 2 por ciento en el costo de vida, impulsada por los fuertes aumentos en los precios de los alimentos y, en particular, en la carne.

En el caso de que el índice cruzara la barrera del 2 por ciento, el primer mes de 2010 se convertiría en el enero con mayor inflación desde 1992, cuando el plan de convertibilidad que impulsaba el entonces ministro Domingo Cavallo todavía no había cumplido un año desde su implementación.

A su vez, para encontrar una suba en el costo de vida superior en cualquier mes hay que retrotraerse hasta pleno conflicto del campo, a mediados de 2008, cuando en medio del enfrentamiento entre el Gobierno y los productores rurales por el aumento de las retenciones a las exportaciones la inflación llegaba al 2,3 por ciento mensual.

"Nuestras primeras estimaciones para el mes que está terminando indican que la inflación llegará al 2 por ciento. Tradicionalmente, enero es un mes de fuertes aumentos por factores estacionales, pero en este caso también hay una tendencia a la suba. La aceleración del costo de vida se inició en los últimos meses de 2009 y se mantuvo en las primeras semanas de enero", explicó Milagros Gismondi, economista del estudio Orlando J. Ferreres, que proyecta para el primer mes de 2010 un alza del 2 por ciento en los precios minoristas.

Otra vez la carne

En Ecolatina -la consultora fundada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna- están trabajando con una proyección preliminar de la inflación de enero de 2,2 o 2,3 por ciento.

"Los alimentos son la principal causa de la aceleración de la inflación. En el caso de la carne, la suba llegó al 3,9 por ciento promedio y los aumentos se hicieron sentir con especial fuerza en los supermercados, ya que en las carnicerías los incrementos se habían producido un mes antes. Además, también verificamos alzas importantes en otros rubros como lácteos, panificados y verduras", explicó Rodrigo Alvarez, economista de Ecolatina.

Los analistas además advierten que las subas de los alimentos se habían profundizado a partir de diciembre pasado. "En los últimos dos meses, el rubro alimentos acumula siete puntos de suba", advirtió Marina Dal Poggetto, economista del estudio Bein, que adelanta una inflación superior al 2 por ciento en enero. "Todavía estamos procesando los datos del mes, pero podemos adelantar que el costo de vida estará claramente por encima del 2 por ciento, y no descartamos que llegue al 2,5 por ciento", explicó la economista.

Por su parte, en Finsoport tienen una proyección apenas inferior y estiman que el primer mes del año cerrará con una suba del costo de vida cercana al 1,7 por ciento. "Los aumentos se dan no sólo en alimentos sino también en otras categorías como esparcimiento, viviendas y transporte. El único rubro que está jugando a favor es el de indumentaria, porque ya comenzaron las liquidaciones de verano", señaló Gonzalo Bernat, economista de la consultora que dirige el ex viceministro Jorge Todesca.

Consumidores

La idea de que los alimentos se convirtieron en el principal motor de la inflación también se sustenta en los relevamientos que realizan las asociaciones de consumidores. De acuerdo con la medición que lleva a cabo Adelco desde hace más de quince años, en enero la canasta de alimentos registró una suba del 3,07 por ciento. Las mayores subas se dieron en verduras y en carne vacuna.

Los analistas privados además advirtieron sobre los peligros de que la tendencia a una aceleración de la inflación se profundice en los próximos meses. "Tradicionalmente, enero es un mes de subas en los precios, pero el problema que vemos es que la inflación está empezando a tener un componente estructural muy importante. En nuestro caso, la proyección con la que veníamos trabajando para todo 2010 tenía un piso del 17,6 por ciento, y ahora no es descabellado pensar que podría llegar al 20 por ciento", explicó Osvaldo Cado, economista de Prefinex.

En Ecolatina, por su parte, alertan acerca de que el índice de enero podría estar dando cuenta de un proceso de profundización de la inflación similar al que se registró hace dos años.

"Los dos últimos antecedentes que tenemos de una inflación en torno al 2 por ciento en enero son los de 2007 y 2008, y en ambos casos el costo de vida anual se ubicó por encima del 23 por ciento", indicó Alvarez.

Comentá la nota