En enero comenzarán a construir un tercer carril en Circunvalación

El gobierno nacional adjudicó ayer el ensanche y construcción del tercer carril de Circunvalación. Se trata de un proyecto de 583 millones de pesos de inversión que estará a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Benito Roggio-Rovella Carranza.
Las tareas comenzarán en enero y convertirán a Circunvalación en una autopista urbana, donde no existirán los cruces de vehículos a un mismo nivel. Esto implicará el reemplazo y construcción de 36 puentes, la colocación de postes de iluminación y nueva señalización. La obra tendrá un plazo de ejecución de tres años y otros dos más para su mantenimiento. La ampliación se producirá sobre 19 kilómetros (entre la autopista a Santa Fe y la autopista a Buenos Aires) de los 29 que tiene la avenida.

El anteproyecto fue elaborado por el distrito Santa Fe de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) que tendrá a su cargo la supervisión de esta obra. El contrato que da inicio a los trabajos ya está firmado por el administrador nacional de la DNV, Nelson Periotti, y los miembros de la UTE compuesta por la cordobesa Benito Roggio y Rovella Carranza.

Según el proyecto ejecutivo, existirá un plazo de tres años para la construcción del tercer carril (uno por cada mano) entre la autopista a Santa Fe y el empalme con la autopista a Buenos Aires, obra a la que se sumará la repavimentación de la actual traza. Al mismo tiempo, la UTE también tendrá a su cargo el mantenimiento de todo el corredor durante un plazo de cinco años que comenzará a regir en el instante en que comience a ejecutar trabajos.

La obra resulta estratégica por la importancia de Circunvalación y por el estado de saturación que presenta la avenida a raíz del tráfico doméstico y de cargas que circula por la región. Los técnicos de la DNV estiman que con el tercer carril habilitado, Circunvalación podrá duplicar la capacidad de flujo vehicular, que también se descomprimirá con la concreción de las calles colectoras que correrán paralelas a la ruta nacional que rodea Rosario.

Diecinueve kilómetros. El tercer carril de circulación para cada mano se ejecutará sobre 19 kilómetros (entre la autopista a Santa Fe y Oroño, en el empalme con la autopista a Buenos Aires) con un agregado de un cuarto carril en el tramo más crítico de concentración de tránsito, situado entre las vías del ferrocarril Mitre (Nuevo Central Argentino) y el cruce con Eva Perón (ex Córdoba), abarcando unos 600 metros de extensión.

En los 10 kilómetros restantes del tramo bajo contrato se realizarán tareas de recuperación definitiva de la calzada principal, con repavimentación que permitirá unificar las características de autopista urbana de toda la traza. Es decir, desde el puente Rosario-Victoria hasta el puerto de Rosario (avenida Belgrano). Esto significará que a las nuevas infraestructuras se agregará el mantenimiento durante dos años, una vez finalizada la obra principal.

Además, la avenida tendrá su regalo para Reyes. El 6 de enero se licitará otro tramo de las calles colectoras, entre Pellegrini y San Martín, por un valor de 165 millones de pesos. Cabe recordar que ya se están ejecutando los trabajos de pavimentación de las colectoras en el tramo comprendido entre el puente Rosario-Victoria y el empalme con la autopista a Córdoba.

Estas no serán las únicas obras que comenzarán en los primeros días del 2009. La DNV también anunció la apertura de sobres para el 7 de enero con una serie de mejoras en el acceso por ruta Nº34, bajo un presupuesto oficial de 20 millones de pesos. Con todo, el gobierno nacional desembolsará en los próximos años en Rosario cerca de 768 millones de pesos: la mayor inversión de la Casa Rosada en toda la provincia.

Comentá la nota