Enérgico rechazo de la Cámara de Balnearios a decisión por el servicio de guardavidas

Esteban Ramos , integrante de la Cámara de Concesionarios de Balnearios de Mar del Plata, consideró que únicamente los guardavidas municipales deberían prestar servicio entre el 15 de noviembre y el 15 de abril y que la comuna tendría que redistribuir a los trabajadores del sector de acuerdo a las demandas particulares de cada espacio de la costa.
El empresario señaló: "el proyecto de ampliación del servicio ya tuvo el visto bueno de la comisión de Turismo del Concejo Deliberante; pero aunque aún le reste pasar por otras comisiones, queremos expresar nuestra negativa".

"En primer lugar – explicó Ramos- nosotros entendemos que el Partido de General Pueyrredon no puede ser tomado como una única unidad, pues las características de los sectores son diferentes; lógicamente la Playa Popular o la Bristol no son iguales a un balneario del sur o del extremo norte de la ciudad".

Y añadió: "en varios sitios, sería un despropósito poner en marcha el servicio antes del 15 o 20 de diciembre o más allá de fines de marzo". "Más aún teniendo en cuenta que se realiza entre las 8 y las 20" – especificó.

Más adelante, siguió esgrimiendo los motivos de postura adversa al proyecto: "consideramos que el operativo de noviembre y diciembre no puede ser igual al de enero" – señaló Ramos.

En tanto, poco después, consultado por la repercusión del incremento en los costos, apuntó: "creo que podría significar la quiebra de algunas unidades fiscales chicas o, por lo menos, transformarse en la pérdida de varias fuentes de trabajo que no se compensarían con el ingreso de más guardavidas".

En consecuencia, Ramos recalcó que la Municipalidad debería seguir prestando el servicio de seguridad en playas entre el 15 de noviembre y el 15 de abril, mientras que a los privados sólo les correspondería implementarlo entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo.

Comentá la nota