La energía sube un 14 por ciento, pero no hay cambios en la tarifa social

Finalmente el gobierno se decidió y anunció que el aumento de la energía en el Chaco, que ya rige desde el primer día de este mes será del 14 por ciento promedio .

Producto de la creciente desregulación de los altos consumos realizada por el Ministerio de Planificación de la Nación y para mantener la calidad adecuada, el Ministerio de Infraestructura, Obras, Servicios Públicos y Medio Ambiente informó el aumento tarifario en la energía eléctrica. Sin embargo, esta adecuación promedio del 14 por ciento, tendrá el menor impacto posible en los consumos residenciales; mientras que para las tarifas sociales directamente no tendrá incidencia.

Lo explicó ayer por la tarde el ministro Omar Judis, quien fundamentó que los motivos del nuevo cuadro tarifario se deben “a la creciente desregulación de los altos consumos que está haciendo el Ministerio de Planificación Federal para reducir los subsidios que tenían las tarifas eléctricas de altos consumos. La premisa que dio el gobernador fue el menor impacto posible a los consumos residenciales y cero aumento para las tarifas sociales. Es decir, que las tarifas sociales de 10 pesos con medidor y de 15 pesos que tienen conexión con delimitador van a mantenerse en el mismo nivel”, explicó.

Junto a Judis participaron del anuncio, el titular de Secheep, Carlos Martínez Leone y el vocal Juan José Cejas García. En este sentido, el ministro aclaró que cuando se habla de porcentajes, “estamos refiriéndonos al promedio de todo lo que factura Secheep. La diferencia es el porcentaje que precalculamos, que está en el orden del 14 por ciento”.

Asimismo, y en solidaridad con la otra empresa estatal Sameep, la readecuación tarifaria no afectará al uso energético del servicio sanitario. “Es decir, que la crisis que tiene la empresa de agua potable es acompañada por Secheep no incrementándole el costo del servicio, porque sabemos que hoy el agua es un motivo de crisis que ha tenido todo el interior y la ciudad de Resistencia”, destacó Judis.

Inversiones

Entre los considerandos de la resolución de los aumentos, se destaca la realización de inversiones mínimas para cumplir con el abastecimiento de energía para atender los requerimientos de los usuarios. Para morigerar el impacto como consecuencia de los incrementos, “es conveniente adecuar parcialmente los precios de venta en forma creciente de acuerdo a los rangos de consumo, atenuando de esta manera el impacto en los usuarios de menores consumos residenciales”.

En esta línea, Judis destacó que entre sus funciones se encuentra la responsabilidad de conducir la empresa y de no provocar desinversión. “Por eso, nos vimos obligados a tomar esta resolución que no es simpática, pero es realista. Las resoluciones realistas tienden a tener empresas competitivas, invertidas y con servicios a sus usuarios”, enfatizó.

“Entrar en la otra alternativa de no reconocer la modificación de costos, nos va a llevar a tener empresas desinvertidas, que a la larga se pagan con falta de un servicio adecuado. Como la experiencia que tenemos en la empresa de agua que a través de los tiempos ha tenido esta desinversión con tarifas retrasadas y hoy significan un gran esfuerzo para el gobierno del Chaco, para la empresa Sameep y sus usuarios que realmente están sufriendo pagar tarifas sin tener un servicio adecuado”, ejemplificó Judis. El funcionario reconoció que el aumento fue estudiado un poco más de lo aconsejado, ya que se han producido incrementos en las tarifas del sistema de transporte de energía y en el sistema de peajes que son brindados por empresas privadas y que están al comando de este tipo de intervenciones. Este aumento se realizó hace dos meses, pero “estuvimos esperando las noticias que se han dado el viernes pasado desde el Ministerio de Planificación para ver el impacto que podía tener esta desregulación”, concluyó.

Los cambios

Los aumentos varían entre el 10 por ciento promedio en los valores de bajo consumo hasta el 14 y 15,3 por ciento en los valores de 500 kW hora mes, en adelante.

Lo que es comercial-industrial, el aumento está en el orden del 18 por ciento y grandes consumidores es del 20 por ciento.

En esta línea, el presidente de Secheep recordó que la última vez que hubo una adecuación tarifaria en abril de 2008, fue del orden del 7 por ciento. “Cuando hablamos de adecuación significa seguir la estructura de costos que tiene la empresa del Estado. Si funcionamos debajo de los costos, la empresa no tiene posibilidades de seguir manteniendo una prestación de servicios adecuados. Nuestra función es mantenerla en una sanidad económica-financiera y en una inversión adecuada”, destacó Martínez Leone.

Comentá la nota