Energía: Poca gente podrá seguir con el subsidio nacional

Desde el EPRE dijeron que no saben a cuántos beneficiará.
Ayer el Ente Provincial Regulador de Energía (EPRE) anunció que hay grupos de consumidores residenciales de energía que podrán seguir beneficiándose con el subsidio nacional a la generación eléctrica, que se traduce en facturas mucho más bajas.

Pero también advirtieron que no serán muchos los beneficiarios porque se contemplan casos muy puntuales y entre los requisitos están no tener red de gas ni de agua potable, ni servicio de TV paga.

De todas maneras, aquellos que cumplan con ciertos requisitos podrán tramitar el mantenimiento del subsidio en las oficinas de Energía San Juan y volver a pagar por la electricidad lo que pagaban hasta el año pasado, siempre que el consumo no supere los 1.000 kW.

Es que con la quita del subsidio, en octubre pasado (ver aparte), las facturas de la electricidad facturada en noviembre y diciembre de 2008, tuvieron aumentos del 100 al 450 %, y afectó a unos 12.000 sanjuaninos que consumen más de 1.000 kW por bimestre.

Lo que no saben en el EPRE ni en Energía San Juan, es a cuántos de ese grupo podrá beneficiar esta resolución ya que habrá que cruzar varios datos, que hoy no tienen ninguna de esas entidades.

Para poder continuar con el subsidio, quienes consuman más de 1.000 kW deberán reunir todos estos requisitos: Ser titular de la vivienda única, que el domicilio postal y del suministro sean coincidentes y no tener sistema de TV pago (satélite o cable).

Además de cumplir con todo esto, podrán acceder sólo quienes tengan alguna de estas tres características: Viviendas de hasta 64 m2 y que no tenga red de gas, ni teléfono ni red de agua potable; los que puedan demostrar que hay un sólo medidor de energía para varias viviendas; y las viviendas con pequeños comercios o talleres.

Los casos que continuarán con la factura subsidiada aunque no cumplan con todos los requisitos antes mencionados son: Las viviendas donde hay un enfermo electrodependiente, es decir que está usando aparatos vinculados con su salud. Y también las viviendas rurales de residencia única que están alejadas de villas cabeceras.

Mientras que los casos de pequeñas demandas no residenciales que podrán continuar recibiendo el subsidio son: Los suministros de menos de 4.000 kW de consumo bimestral; las entidades solidarias, de bien público y sin fines de lucro; y los consorcios y uniones vecinales que extraen agua para el consumo con bombas.

El titular del EPRE, Jorge Rivera Prudencio, dijo ayer que "no es un aumento de energía, sino la reducción de un subsidio nacional cuyos cargos aumentan en forma proporcional al consumo y son montos que no quedan para la distribuidora local". Y agregó que en toda la provincia, el 86,2% de los usuarios residenciales consumen menos de 1.000 kW y por lo tanto seguirán recibiendo el subsidio y sus facturas no se verán afectadas con incrementos. También aconsejó que se cuide el consumo energético, sobre todo el control del aire acondicionado en estos días de calor.

Fuentes de Energía San Juan dijeron que, a pedido del EPRE, están trabajando para determinar la metodología que usarán para saber quienes son los consumidores de más de 1.000 kW/bimestre que podrán beneficiarse con la continuidad del subsidio. Es que la firma deberá cruzar muchos datos que hoy no tiene, como por ejemplo quienes tienen cable o red de gas. No saben cuánto tiempo demorarán en tener listo este sistema.

Comentá la nota