"El enemigo de Israel no es el pueblo palestino"

Diálogo con el vocero del gobierno israelí
JERUSALEN.- Consciente de la dramática situación en el sur del país, que califica como "de guerra", Mark Regev, vocero del primer ministro Ehud Olmert, defendió el bombardeo israelí contra posiciones de Hamas, reveló que se garantizará la ayuda humanitaria a civiles y destacó la unidad de la dirigencia política durante un diálogo con LA NACION.

-¿Cómo ve la situación actual el gobierno de Israel?

-Está claro que la situación es muy especial, de guerra en el Sur. Nuestro operativo continuará. La intención es no volver al punto en el que estábamos hace unos días, sino crear una nueva situación de seguridad en el Sur, una situación en la que un cuarto millón de personas -100.000 de ellas niños- no deban vivir constantemente aterrorizadas por el disparo de misiles y morteros. Israel actuó con mucha contención durante semanas y meses. Ahora finalmente actuamos no porque queríamos hacerlo, sino porque ya no teníamos alternativa. El único responsable del deterioro de la situación es Hamas. Ningún país se quedaría cruzado de brazos mientras disparan misiles a sus ciudadanos.

-¿Por eso se lanza un ataque masivo contra Hamas?

-Cuando Israel actúa en Gaza lo hace en forma quirúrgica, contra comandancias de Hamas, bases de entrenamientos, depósitos de armas. Cuando ellos disparan hacia Israel, lo hacen contra civiles.

-Pero también mueren civiles.

-Israel no ve en el pueblo palestino un enemigo. Y claro está que no consideramos a la población de Gaza como enemiga. Al contrario. Ya hay instrucciones del Ministerio de Defensa de abrir pasajes fronterizos para que puedan pasar mercaderías y ayuda humanitaria. Haremos todo lo necesario para que se responda a todas las necesidades humanitarias en la difícil situación que se ha creado. No queremos ver sufrir a la población.

-El viernes Israel abrió parcialmente los cruces fronterizos y permitió el ingreso de algunas mercaderías. ¿Fue parte de un engaño a Hamas hacerle creer que las cosas se estaban normalizando y asestarle un duro golpe en mejores condiciones para Israel?

-Queríamos sorprender y creo que lo conseguimos. Pero la sorpresa fue táctica. Recordemos que desde hace muchos días Israel está advirtiendo a Hamas [sobre una ofensiva]. Y el jueves Olmert lo hizo en entrevistas concedidas directamente a medios de comunicación árabes, cuando dijo que actuaríamos si Hamas no dejaba de disparar hacia Israel.

-A pesar de las tensiones entre ellos, Olmert, Ehud Barak [ministro de Defensa] y Tzipi Livni [canciller] presentan un frente unido. ¿Se aprendieron las lecciones de la guerra del Líbano?

-Todo el tiempo se aprende y siempre esperamos que se mejore la implementación. Tanto el líder del Likud, Benjamin Netanyahu, como su par de Meretz, Jaim Oron, expresaron apoyo. Este pueblo está unido en la necesidad de proteger a los ciudadanos del sur del país y así se hará.

Comentá la nota