Endurecieron los controles sobre los colectivos de larga distancia

Es para evitar accidentes viales en vacaciones. Los fiscalizadores verifican seguro obligatorio vigente, revisión técnica y salidas de emergencia, entre otras exigencias. También observan la situación de los choferes.
Desde el pasado 15, por el comienzo de la temporada estival, y hasta Semana Santa, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) redobló los controles en la Terminal de Ómnibus de Mendoza para evitar accidentes y que se cometan irregularidades.

Durante este año se retuvieron 190 vehículos por faltas graves, como falta de seguros, revisión técnica vencida y no contar con la licencia nacional habilitante. De ese total, 183 rodados eran de cargas generales y peligrosas, y siete de pasajeros de turismo y servicio regular.

Hasta el 23 pasado, 40 choferes fueron desafectados (se los retiró del manejo y se sancionó a la empresa para la que trabajan) por no tener libreta de trabajo o tenerla incompleta, o porque se constató que no tenían las horas de descanso suficientes.

De éstos, ocho casos se registraron el mismo día: la jornada previa a la Nochebuena.

Esto significó que se paralizaran 15 servicios hasta que los conductores fueran remplazados por otros que tuvieran el descanso correspondiente y cumplieran con todas la normas establecidas.

En comparación con el 2008, estas cifras disminuyeron, ya que en total fueron 50 los choferes desafectados. Pero el delegado de la CNRT en Mendoza, Gustavo Arenas, aclaró que "parte de esto se debió a la gran merma de turismo y movimiento que hubo en invierno por los problemas que se generaron con la gripe A".

A la Terminal del Sol ingresan y egresan diariamente unos 400 servicios que deben ser controlados por la CNRT.

De 6 a 10 es el horario pico de entrada de vehículos, mientras que las salidas se concentran en su gran mayoría entre las 18 y las 22.

Los controles no se realizan solamente en la Terminal, ya que además se colocan puestos móviles en las diferentes rutas de acceso y salida de la provincia, así como también se cuenta con el apoyo de Gendarmería, que tiene las mismas facultades de control que la CNRT y lo hace tanto en Desaguadero como en el paso al Chile.

¿Qué se regula?

Los controles sobre los servicios de pasajeros (regular y turismo) están orientados a la fiscalización de los colectivos y la situación de los choferes.

Con respecto a los micros, los fiscalizadores verifican seguro obligatorio vigente, revisión técnica, salidas de emergencia habilitadas y cinturones de seguridad, entre otras exigencias.

En cuanto a los conductores, se les pide licencia nacional habilitante y libreta de trabajo emitida por la Subsecretaría de Trabajo, en la que debe constar el descanso correspondiente (12 horas de descanso en el lugar de residencia del chofer y diez horas en el lugar de no residencia), por lo que se solicita la presencia de los inspectores del Ministerio de Trabajo de la Nación y de la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia, ya que el descanso de los choferes, el exceso de jornadas o la falta de francos se enmarca en una problemática estrictamente laboral, por lo que se realizan tareas en conjunto.

Seguimiento por GPS en ruta

El delegado en Mendoza de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Gustavo Arenas, manifestó que, en conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), ya son 300 los micros de larga distancia que controlan por el sistema global de posicionamiento (GPS, según sus siglas en inglés).

"Los aparatos son móviles y monitoreados por la ANSV; no se dejan fijo en un sólo micro", contó Arenas, quien agregó que "se trabajó en forma experimental, pero lo más importante es que funcionó como una herramienta preventiva, ya que en los micros en que se colocaron no se registraron excesos de velocidad ni irregularidades en el manejo de los choferes".

El funcionario aseguró que la idea es llegar a contar con 4.000 o 5.000 GPS, para que cada colectivo de transporte de pasajeros lo tenga.

A través de estos 300 aparatos, la ANSV puede detectar cuando el micro cometa una infracción, saber la posición exacta del rodado y la velocidad a la que circula, e incluso si sufre un desperfecto.

Comentá la nota