Se endurece la protesta contra el intendente Perea

Además de mantener el piquete en el acceso a la ciudad, analizan otras acciones de reclamo.
Trabajadores de la Municipalidad de Andalgalá volvieron a mantener ayer un corte de ruta en el acceso a la cabecera departamental, en protesta por la falta de pago del último aumento de sueldo del año pasado -del 11%-, que el intendente José Perea primero otorgó, acompañando la política salarial del Gobierno provincial, y luego suspendió.

Como el martes medio centenar de agentes de la comuna bloqueó entre las 6 y las 18 la ruta Nº 46, cinco kilómetros antes de la ciudad, impidiendo el paso hacia y desde Andalgalá. Los manifestantes mantuvieron el compromiso de liberar cada tres horas el tránsito, de manera de morigerar las consecuencias que el piquete tenía para quienes deben trabajar, estudiar o realizar trámites en la cabecera.

Sin embargo, al término de la jornada anunciaron que intensificarán las acciones para conseguir la mejora salarial.

"Seguimos con la protesta, y a pesar de que no queremos perjudicar a la gente, es necesaria, porque el intendente hace oídos sordos a nuestro reclamo", justificó Laura Uretti, del gremio SOEMA de Andalgalá.

La sindicalista había dicho que "es un aumento de sueldos que nos dieron en septiembre del año pasado, y que todavía no podemos cobrar". El intendente Perea no solamente recibió críticas de los trabajadores por no pagar el once por ciento, sino también de referentes del Gobierno.

En este sentido, la titular de Relaciones Municipales, Ramona Figueroa, puso el ejemplo de la comuna, al decir que hubo "muchos intendentes que no hicieron un análisis financiero para ver si estaban en condiciones de otorgar los aumentos del año pasado".

Andalgalá, por otro lado, es uno de los catorce municipios que gastan más del 80 por ciento de sus ingresos de la coparticipación en sueldos. De acuerdo con los últimos datos, ese compromiso llegaría inclusive al 95%.

El intendente Perea advirtió que no podrá hacer frente al aumento, mientras que busca financiamiento para poder abonar el medio aguinaldo el mes próximo.

La Comisión de Participación ya denegó a Perea un préstamo, como pretendía, y solamente emitiría un subsidio que alcanzaría al jefe comunal para cubrir menos de la mitad de lo que precisa para la primera cuota del SAC.

Comentá la nota