Endeudamiento: Diputados insistió con los $ 420 millones y el PJ festejó

Endeudamiento: Diputados insistió con los $ 420 millones y el PJ festejó
La ley regresa al Senado, donde el Frente Cívico necesita dos tercios si quiere reducir el monto a $ 380 millones.
Con habilidad y astucia el oficialismo derribó la pared infranqueable que le presentaba el Frente Cívico y quedó a un paso de convertir en ley el endeudamiento por 420 millones de pesos.

Ayer por la noche, en la Cámara baja, el justicialismo con el apoyo de demócratas y monobloques insistió con la medida sanción que la norma había conseguido en la sesión del miércoles 19 de noviembre y rechazó las modificaciones que le introdujo el Senado la semana pasada.

Aunque aún resta que la Cámara alta lo trate de nuevo, el oficialismo festejó por anticipado. Es que el Senado no tiene más opción que aceptar o rechazar el proyecto tal como salió anoche de Diputados. El detalles es que para dejar sin efecto la media sanción de la Cámara baja, se necesitan los dos tercios de los votos y sólo un milagro desencadenaría esa posibilidad. El PJ avisó que no acompañará y el Frente Cívico no tiene chances de reunir los votos suficientes.

"Nosotros acompañamos el trabajo que le dio Senadores y lo votamos solamente para evitar que la ley se cayera. No podíamos permitir que pasara a archivo. Es parte del juego político", reconoció uno de los popes del PJ en la Legislatura.

Envalentonados ante este triunfo político, Luis Ruzo, presidente del bloque del PJ en el Senado, confirmó que en la sesión prevista para hoy va a pedir el tratamiento sobre tablas. "¿Para qué vamos a hacer venir a todos el viernes (a sesión especial) cuando podemos tratarlo antes?", ironizó el senador.

La sesión de ayer tuvo diferentes matices. No faltó la lluvia de críticas al Gobierno por la mala administración que derivó en la necesidad de contraer una deuda millonaria para tapar los agujeros en las cuentas provinciales. Después prosiguió con la disputa sobre el marco legal de la votación.

En este punto el oficialismo insistió, y así se hizo, en que la aprobación requería solamente de mayoría simple (la mitad más uno de los presentes) y se apoyaron en el artículo 103 de la Constitución de Mendoza. En cambio, los coborradicales aducían que era necesario los dos tercios como lo exige la Carta Magna en su artículo 41.

Esta objeción que se generó en el recinto legislativo ya traspasó las fronteras de la Casa de las Leyes y el radicalismo anunció que buscará impugnar la votación en la Justicia."Vamos a recurrir a la Justicia porque según la Constitución provincial se necesitan dos tercios para aprobar un empréstito. Que sea la Corte quien determine si está bien o no", subrayó César Biffi.

En el terreno político, el presidente de la UCR mendocina no se anduvo con vueltas y calificó la actitud del PJ como "violenta". "Este Gobierno acaba de dinamitar todos los puentes que lo unen con la oposición en un marco de convivencia política. No harto de defraudar a la población ahora destruye los acuerdos legislativos como el que se alcanzó en el Senado y por unanimidad (cuando se aprobó endeudamiento por 380 millones de pesos). Está en confrontación permanente", azuzó.

Más allá de las chicanas, acusaciones cruzadas y el problema financiero, lo cierto es que al final todo quedó reducido a un choque de fuerzas en el cual Julio Cobos fue blanco de todos los disparos.

"¿Quieren una declaración? Lo único que tengo para decir es político: que Cobos no se olvide que ni cuando éramos oposición nos arrodillamos. Van a tener que luchar mucho para eso", lanzó sin previo aviso Jorge Tanús, presidente de la Cámara baja al finalizar la sesión.

Por su parte, el ala demócrata que acompañó el proyecto oficial también se sumó a los cachetazos al Vicepresidente. Roberto Pradines, que aun tenía en mente el "si fácil" que le achacó Cobos a los diputados opositores cuando aprobaron el endeudamiento 15 días atrás, lanzó: "Que no pretenda venir a manejar un acuerdo político en la provincia porque tiene una cuota de culpa siendo que el también es responsable del déficit que tiene Mendoza".

Al final, la votación resultó positiva para el oficialismo por 25 a 19 (hubo tres abstenciones).

Aunque el Senado tiene la última palabra, el endeudamiento está a un paso de ser ley y sólo es cuestión de días. "A lo sumo la semana que viene esto es ley, no hay muchas más vueltas", comentó un exultante Carlos Bianchinelli, titular del bloque peronista.

Comentá la nota