Encuestas ya dan mayoría a Obama

Incluso los estrategas republicanos reconocen que Barack Obama sigue sacando ventajas a expensas de la crisis financiera estadounidense. Pero aún falta casi un mes para que se vote y la carrera no parece cerrada.

Washington (ANSA, EFE, Reuters) - El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, se acerca ya a la cantidad de votos necesarios en el Colegio Electoral, según los últimos sondeos, a un mes de los comicios y en plena conmoción de la población por la crisis financiera.

Su rival republicano, John McCain, decidió, según la prensa local, «ponerse los guantes» desde hoy , una estrategia agresiva que se reflejará sin duda mañana, cuando ambos se medirán en el segundo debate televisado.

Obama cuenta al menos con 260 votos en el Colegio Electoral sobre los 270 necesarios para ganar la Presidencia, mientras McCain suma 200, según datos publicados ayer por «The New York Times». Los llamados «grandes electores» integran el Colegio Electoral de 538 miembros, que elige al presidente del país, por lo que el 4 de noviembre a la noche habrá que tener en cuenta qué estados logró cada candidato más allá del voto popular, que no será el factor decisivo.

Un sondeo del sitio Real-ClearPolitics otorgó al senador por Illinois una proyección todavía más favorable, con 264 votos electorales.

Incluso Karl Rove, el arquitecto de las dos últimas victorias de George W. Bush, dijo en su página de Internet que «si las elecciones fueran hoy, Obama tendría 273 votos electorales», es decir, tres más de los necesarios para hacerse con el Colegio Electoral. Pero, según el estratega republicano, esta campaña es «susceptible a cambios rápidos», por lo que aún «no es posible hacer predicciones».

Las proyecciones suponen una ventaja notable para Obama, que puede conquistar los votos electorales que le faltan a través de una serie amplia de combinaciones, ganando uno o dos de los seis estados aún indecisos según las encuestas: Florida (27 votos), Ohio (20), Virginia (13), Colorado (9), Nevada (5) y New Hampshire (4). En cambio, el senador por Arizona transita una situación más complicada por cuanto debe ganar en casi todos los estados considerados inciertos para lograr la victoria que lo lleve a la Casa Blanca.

Otro elemento clave en la campaña es que Obama, haciendo uso de mayores recursos económicos que su rival, apuesta fuerte en la inversión de fondos en los nueve estados donde los republicanos ganaron en las elecciones de 2004: Colorado, Florida, Indiana, Montana, Nevada, Nueva México, Carolina del Norte, Ohio y Virginia. Una estrategia que puso a McCain a la defensiva, obligándolo a dirigirparte de sus fondos más limitados a no perder estados que deberían haber sido ya conquistados.

Un ejemplo de esto es Carolina del Norte, donde Bush ganó en 2004 con una sólida diferencia de 13 puntos porcentuales de diferencia y hoy sólo da una ventaja de 3% a Mc-Cain, con lo cual debe invertir en la campaña también allí. Según otras proyecciones, Carolina del Norte está inclinada hacia Obama, al parecer por un punto de diferencia. De acuerdo con una medición de intención de votos de Gallup, Obama recibe 50%, contra 43% de McCain.

Hasta ahora, McCain reforzó con vigor su campaña sólo en cuatro estados: Minnesota, New Hampshire, Pennsylvania y Wisconsin. La decisión de McCain de abandonar cualquier intento de ganar Michigan (donde los sondeos dan vencedor a Obama por 13 puntos) desalentó a la campañarepublicana. Se trata de un estado tradicionalmente indeciso, pero la crisis económica, en particular en la industria automotriz, golpeó con dureza a los electores que ven en la política republicana la causa principal de sus problemas.

La esperanza de la campaña de McCain es que la crisis financiera, que dominó la atención general en las dos últimas semanas e hizo avanzar a Obama en las encuestas, deje de dominar el debate nacional.

Mañana será el segundo debate entre ambos candidatos presidenciales, en Nashville, Tennessee, y en el cual McCain se «pondrá los guantes», como prometió a un seguidor durante un mitin en Ohio recientemente. Además, así lo confirmaron a «The Washington Post» y al «Wall Street Journal» algunas fuentes del equipo de campaña republicano, que precisaron que esta semana el postulante oficialista elevará el tono frente a su rival.

Comentá la nota