Una encuesta que no favorece a Kirchner

Por Fernando Laborda

La determinación de Néstor Kirchner de encabezar la lista de candidatos a diputado nacional del oficialismo en la provincia de Buenos Aires es cuanto menos arriesgada.

Analistas de opinión pública estiman que, siendo Kirchner candidato, no pocos ciudadanos que no simpatizan con el gobierno nacional podrían optar en vez de elegir, y así concentrarse en la mejor forma para hacer que Kirchner pierda.

En otras palabras, esos electores se sentirían tentados de definir su voto a favor de la lista que, a su juicio, tenga más probabilidades de imponerse a la del oficialismo en el distrito bonaerense.

Hoy, las principales encuestas señalan que la Unión PRO, encabezada por Francisco de Narváez y Felipe Solá, cuenta con más chances de vencer al kirchnerismo que la liderada por Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín, los candidatos de la alianza formada por la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica.

La situación del ex presidente de la Nación dista de ser la mejor. Al menos para una encuesta concluida la semana última por la consultora Jorge Giacobbe y Asociados. Este sondeo se efectuó, por encargo de entidades bancarias, en diferentes distritos bonaerenses, en cada uno de los cuales se entrevistó a 1000 ciudadanos. El principal dato que arrojó proviene del populoso distrito de La Matanza, el más grande de la provincia, donde el kirchnerismo estaría aventajando a la lista que postula a De Narváez por apenas tres puntos, sin proyectar el voto de los electores indecisos.

Para asegurarse el triunfo en la provincia, el oficialismo requeriría obtener una ventaja mucho mayor en aquel distrito, del que es oriundo el vicegobernador, Alberto Balestrini, y en todo el segundo cordón del conurbano.

De acuerdo con la citada empresa encuestadora, en el distrito de Moreno, el kirchnerismo estaría nueve puntos debajo de la Unión PRO, en tanto que en San Isidro la ventaja para la lista de De Narváez sobre la de Kirchner sería de treinta puntos (43 por ciento a 13 por ciento). En este distrito, el oficialismo estaría quedando relegado al tercer puesto, al igual que en Bahía Blanca y Mar del Plata, según Jorge Giacobbe.

¿Voto útil o por convicción?

Frente a este escenario parece clara la estrategia que adoptará cada uno de las tres principales fuerzas bonaerenses en la campaña electoral.

- El sector que postula a De Narváez apelará a la vieja teoría del voto útil, convocando al electorado a votar por la única lista que, a su juicio, podría desbancar a Kirchner.

- El kirchnerismo procurará levantar en el electorado la imagen de la alianza que encabeza Margarita Stolbizer, con el afán de dividir el voto opositor para reinar.

- Los representantes del radicalismo y de la Coalición Cívica, finalmente, tratarán de demostrar que el oficialismo kirchnerista y el peronismo disidente que apoya a De Narváez son dos caras de la misma moneda, apuntando a romper cualquier posibilidad de polarización entre Kirchner y la Unión PRO.

Comentá la nota