Una encuesta favorece a Juez en Provincia y a Mestre en Capital

El sábado al mediodía, varios dirigentes radicales se sorprendieron con los resultados de una encuesta encargada a la consultora Ideco, que dirige Roberto Schreiner, quien realiza trabajos para el Frente Cívico y para intendentes radicales. En la cúpula del radicalismo provincial, confían en este encuestador

ya que hay muchos intendentes que son clientes. El sondeo marcó una buena y una mala para los radicales. La buena noticia es que Ramón Mestre lleva una amplísima ventaja en la Capital como candidato a intendente. Pero hubo gestos adustos cuando se enteraron de que Luis Juez acumula una buena ventaja en el ámbito provincial sobre Oscar Aguad y Mario Negri, potenciales candidatos del radicalismo.

Escenarios

La encuesta de Schreiner midió varios escenarios en la ciudad de Córdoba, todos con Ramón Mestre muy consolidado. En el primero, Mestre tiene 41,6 por ciento de intención de voto, seguido por la peronista disidente Olga Riutort, con el 12,3%, y luego el juecista Carlos Rossi con el 12,1%. En un segundo escenario, Mestre tiene 43,5%; Riutort, 17,5%, y el viceintendente Carlos Vicente, el 8,2%. El único caso en el cual Mestre no está adelante, aunque por muy poco, es cuando se incluyó a Luis Juez en el sondeo. En ese caso, el ex intendente suma el 37% de intención de votos; Mestre, el 35,6% y el gobernador Juan Schiaretti alcanzó sólo el 8,3%.

Para gobernador

En el plano provincial, Luis Juez lidera los tres escenarios con distintos candidatos que midió esta consultora contratada por el radicalismo. En el primero, Juez alcanza el 35,4 por ciento, seguido por José Manuel de la Sota con el 22,3% y tercero Oscar Aguad, con el 20,6%. En el segundo caso, con Eduardo Accastello por De la Sota como candidato del PJ, el resultado fue el siguiente: Juez, 40,4%; Aguad, 23,2%, y Accastello, 11,3%. El tercer escenario, con Mario Negri en lugar de Aguad por la UCR, la conclusión fue la siguiente: Juez, 38,6%; De la Sota, 23,1%, y Negri, 12,7 por ciento.

Sorpresa

Sobre la cúpula de conducción del Banco de Córdoba cayó como un balde de agua helada la decisión del gobernador Juan Schiaretti de otorgar un crédito de 31 millones de pesos a empresas concesionarias de servicios de la Municipalidad de la Capital para construir desagües en algunos barrios. El crédito es a un año, y para que las empresas lo devuelvan el municipio debe pagarles con fondos prometidos de la Nación. Cuando esos recursos lleguen, se produciría la devolución. Pero los funcionarios del banco oficial aducen, por lo bajo, que se trata de dos "incumplidores": la Nación y el municipio capitalino. "Será complicado afrontar este desembolso, porque lo más seguro es que los Kirchner no envíen los fondos y que la Municipalidad no tenga plata para devolvernos", se sinceró un alto directivo. La cuestión es política, ya que Schiaretti se comprometió en público a colaborar para hacer los desagües, luego de los anegamientos que produjeron las últimas lluvias en la ciudad de Córdoba.

Hacete amigo del juez

Desde la bancada del Frente Cívico, cuestionaron la decisión del Gobierno provincial de impulsar una equiparación de los jueces cordobeses con los federales. Roberto Birri, el encargado de hablar por el bloque juecista, dijo que es incoherente impulsar una mejora salarial para los magistrados en actividad, cuando rige la emergencia previsional que saca recursos a los jueces jubilados. Por lo bajo, otros legisladores opositores dieron una segunda versión de esta iniciativa que se fogoneó desde la Casa de las Tejas: "El gobernador parece que leyó bien el Martín Fierro. Busca impunidad para el futuro, quedando bien con los jueces", aseguró una legisladora, quien recordó aquel consejo del viejo Vizcacha: "Hacete amigo del juez".

Interna

En el brindis de fin de año, el miércoles pasado, de Fuerza Renovadora, el sector del radicalismo que orienta Miguel Nicolás, el comentario más repetido fue que la interna radical para 2011 ya está en marcha. Los que repitieron entre copa y copa ese argumento fundamentaron su opinión en la difusión de rumores respecto a dirigentes radicales que están trabajando para el giacominismo. Los presentes negaron que haya dirigentes de esa corriente, como Héctor Carranza, trabajando con Francisco Delich. "‘Cocó’ lo vio a Delich dos veces en un año y para un saludo protocolar. Él está comprometido a full con la candidatura de ‘Ramoncito’", aseveró uno de los más allegados a Nicolás, en el local de la seccional 9na.

Buenas relaciones

Dos dirigentes peronistas que integran la cúpula del partido en Córdoba coincidieron en asegurar que la relación entre Schiaretti y su antecesor, José Manuel de la Sota, pasa por "un muy buen momento". "Los dos se han dado cuenta de que la única forma de beneficiarse es mantener al partido unido con expectativas de triunfo. Si De la Sota es el candidato, todos los intendentes se alinearán detrás de su postulación. Si el candidato es otro, podemos entrar en problemas", resumieron los dirigentes, en un coqueto bar de Nueva Córdoba.

Certeza

Días pasados, intendentes y legisladores del Frente Cívico mantuvieron una extensa reunión con Luis Juez. Luego del encuentro, los dirigentes juecistas se sorprendieron de una sentencia del senador nacional: De la Sota no se va a presentar para candidato a gobernador y va a impulsar a Eduardo Accastello. "El Luis siempre tiene buena información y, además, lo conoce bien a De la Sota. Me parece que es una posibilidad que no hay que descartar", aseguró un intendente del interior.

Unidad

El miércoles pasado, Juan Schiaretti convocó a funcionarios y legisladores a la Casa de las Tejas para un brindis por el fin de año. El discurso del mandatario sorprendió a muchos, ya que tuvo un alto contenido político. "Voy a trabajar para mantener la unidad del peronismo. Si estamos todos en el mismo camino, no tengo dudas de que en 2011 volveremos a ganar", dijo. Además, sorprendió lo efusivo del abrazo con el delasotista Herman Olivero.

Invitados

Sólo dos sindicalistas cordobeses participaron del almuerzo de agasajo que la presidenta Cristina Fernández y su esposo Néstor Kirchner brindaron al gremialismo. Los que entraron a Olivos pertenecen a la CGT Regional Córdoba: la diputada nacional Carmen Nebreda (gremio docente) y Gabriel Suárez, secretario gremial de Luz y Fuerza. Suárez es amigo del titular de la CGT nacional, Hugo Moyano. Suárez, pata peronista de Luz y Fuerza, fue tentado por un operador de Moyano para compartir la CGT unificada con Omar Dragún, jefe de la CGT Chacabuco.

Comentá la nota