Encuentros por el piso salarial docente

Por Laura Hojman.

Los ministros de Educación de las principales regiones del país iniciaron una serie de encuentros privados para acordar el piso salarial que ofrecerán a los maestros para 2010 que, según trascendió, será "el más ajustado posible", para permitir su financiamiento en las provincias del país.

Los ministros de Educación de Santa Fe, Elida Rasino; de Córdoba, Walter Grahovac (ex secretario General de los docentes de UEPC; Buenos Aires Mario Oporto; de Capital Federal, Mariano Narodowski; representantes del Consejo General de Educación de Entre Ríos iniciaron reuniones en los últimos días, para consensuar la propuesta que se va a presentar en la paritaria nacional del magisterio.

"Todos coincidieron en que no hay dinero para aumentos en 2009 y algunos fueron más prudentes para hablar de incrementos salariales para 2010", señaló una fuente cercana a uno de los participantes.

En el piso 19 de la casa central del Banco Provincia, en pleno microcentro porteño, se inició el poco difundido intercambio de las distintas realidades económica y del gremialismo docente, entre los titulares de las carteras de enseñanza de las regiones argentinas más pobladas de alumnos, educadores y escuelas.

Todos concordaron en que para dar respuesta a un nuevo mínimo salarial para 2010 -una vez descartada la suba para 2009 que clava el inicial en 1.490 pesos- dependen de los recursos que esté dispuesto a entregar el gobierno nacional para firmar un acuerdo antes de fin de año y que evite extender la discusión durante el verano y garantice la "paz social" para el inicio de clases en marzo próximo.

Algunos ministros también ataron sus posibilidades económicas a los números de la recaudación de las cosechas en las regiones rurales, que se conocerán a fin de año.

En las últimas horas, según adelantó DyN, el gobierno nacional llamó a la paritaria docente 2010 para la primera semana de noviembre, donde los cinco sindicatos del sector con representación en todo el país -CTERA, UDA, AMET, SADOP y CEA- serán convocados con cinco meses de anticipación para acodar el salario inicial para el cargo testigo (maestro que comienza en la carrera).

El ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, confirmó la convocatoria a la mesa de negociación de su órbita, a la que pondrá fecha y hora la cartera laboral.

En ese marco subsisten prolongados e intermitentes huelgas de docentes y también de auxiliares escolares en varias jurisdicciones que afectan la educación de miles de alumnos, especialmente de las escuelas públicas, y conspiran con la consecución del piso de 180 días lectivos, que rigen por ley.

Entre las provincias más "castigadas" por los paros del magisterio se encuentran Catamarca, Chaco y Jujuy con casi un mes de huelgas en 2009 y le siguen Santa Fe, que aprobó dos paros de 48 horas para las próximas semanas.

Las escuelas de Provincia Buenos Aires, son afectadas cada tanto con las medidas que toman los atomizados sindicatos para también reclamar mejoras y también saldar sus "internas" y Capital Federal, donde un sector de la docencia "pasa sus facturas" a cuestiones extra educativas de la gestión de Mauricio Macri.

Precisamente el anuncio del ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, respecto al incremento del presupuesto para la enseñanza en tres puntos para 2010, tampoco satisfizo a un sector de la docencia, los ceteristas de UTE quienes dijeron que "no contemplaba recursos para aumentos a los docentes y recorta fondos para infraestructura escolar".

El presidente de la Comisión de Educación, Enrique Olivera, también objetó el presupuesto presentado. "Es muy conservador y de ajuste" dijo y agregó que "no se compadece con la gravedad de la situación que atraviesa la escuela pública".

En síntesis la discusión salarial 2009 en apariencia está cerrada.

Sileoni precisamente combinó las cuestiones antes descriptas respecto a los desafíos que le esperan. "En democracia no puedo decir que nadie tiene derecho a hacer lo que hace, está bien, a nosotros nos sigue preocupando mucho la pérdida de clases, nos sigue preocupando que esa pérdida de clases represente un deterioro de la escuela pública, porque en general hacen huelga las escuelas públicas y no las escuelas privadas".

Comentá la nota