Encuentro por la sanidad de los ríos

Neuquén > Vecinos de Río Negro y Neuquén protagonizaron el fin de semana la Cuarta Asamblea por la Sanidad de la Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro.
El encuentro se realizó en el CEM Nº 1 de General Roca, donde se resolvió, entre otras cuestiones, avanzar en los reclamos para poner fin a la contaminación de los principales cursos de agua de la región.

La reunión se llevó a cabo ante la presencia de un importante número de dirigentes sociales, profesionales e interesados en el cuidado del medio ambiente, y que contó con la exposición de representantes de distintas organizaciones civiles.

En general, se puso énfasis en la urgente necesidad de que las grandes ciudades no continúen arrojando los desechos cloacales al río Negro. Ya en algunos sitios, se explicó, la contaminación es "muy grave" y citaron el ejemplo del balneario de Cipolletti, donde está prohibido bañarse.

De manera paralela, los asistentes manifestaron la obligación de concientizar al conjunto de la población, haciendo foco en las escuelas y en los colegios.

Participación

Formaron parte de la asamblea, entre otros, vecinos de Centenario, Plottier, Viedma, Cipolletti, San Carlos de Bariloche, General Roca, Carmen de Patagones y Luis Beltrán.

"Es para tanto y por eso estamos acá", resaltó uno de los organizadores, refiriéndose al delicado problema ambiental que sufre la región.

Además de la contaminación de los ríos, se advirtió el manejo arbitrario de los caudales de agua por parte de las autoridades que administran las represas, la creciente urbanización de zonas costeras con la posterior imposibilidad de acceder a esos lugares por parte de la población en su conjunto, y el peligro inminente que representan algunos proyectos mineros que se instalarían en las cercanías de afluentes de los grandes cursos de agua del Comahue.

Medidas

Miembros del Foro Permanente por el Medio Ambiente en Neuquén se encargaron de contar las alternativas del proyecto de la mina de cobre en Campana Mahuida y alertar sobre el impacto socio-ambiental que implica el trabajo "a cielo abierto". Asimismo, integrantes de la Asociación Ambientalista Rincón Limay se encargaron de describir el proyecto inmobiliario montado en la costa del río en la ciudad de Plottier.

Finalmente, hubo consenso para defender a rajatabla a los ríos y el medio ambiente con medidas de acción concreta y la utilización de herramientas legales y constitucionales. Como colofón, se citó una carta del cacique Seattle al presidente de Estados Unidos, Franklin Pierce, en 1854, donde le señala que "los ríos son nuestros hermanos, sacian nuestra sed. Los ríos cargan nuestras canoas y alimentan a nuestros niños. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñar a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos y los suyos también…".

Comentá la nota