Un encuentro con los partidos sin representación política.

El intendente Francisco Torroba, secretarios municipales y concejales se reunieron el jueves con dirigentes de los partidos políticos que no tienen representación legislativa local. Según se explicó oficialmente, el motivo del encuentro fue “dar un panorama de la gestión de gobierno y escuchar la opinión de las distintas fuerzas políticas de la ciudad”.
Hubo representantes de la Coalición Cívica, Pueblo Unido, Movimiento Federalista Pampeano, Recrear, Partido Humanista, Movimiento de Integración y Desarrollo, Acción Desarrollista, Partido Comunista y Partido Socialista Auténtico.

El jefe comunal hizo hincapié en primer lugar en el “fuerte avance institucional” que generó la actual gestión impulsando ordenanzas como las del libre acceso a la información y la publicidad de las declaraciones juradas de los funcionarios.

Destacó que el cuerpo de relatores haya sido otorgado a la “oposición” (representada por el justicialista Rynaldo Caumo) e hizo especial hincapié en el mecanismo de consultas públicas.

Después justificó el tarifazo y explicó la crisis financiera de la comuna: describió el déficit de 2,7 millones mensuales, el costo salarial de 6 millones y la planta de personal de 1.864 trabajadores a raíz de las masivas incorporaciones “efectuadas por anteriores administraciones”.

Subrayó que la actual administración comunal no incorporó a nadie, salvo casos especiales en áreas donde se necesitaba personal técnico o especializado como en los comedores, donde se contrató a una nutricionista.

Precisamente sobre los comedores, recalcó el trabajo realizado por los responsables del área en la modificación de la alimentación de niños y abuelos y precisó que se están destinando unos $ 350.000 mensuales para dar de comer.

Luego se refirió a la readecuación de las tasas. Recordó que había un importante retraso en los valores, ya que desde 2006 no se “sinceraban” los costos y puso énfasis en la implementación de la

tarifa social para indigentes y jubilados.

En este sentido, detalló que los jubilados que tengan un ingreso inferior a $ 1.100 tendrán un descuento del 50% en las tasas y quienes tengan un haber de entre $ 1.101 a $ 1.500 tendrán un descuento del 40% por pago en término. También estarán exentos los beneficiarios de la tarjeta alimentaria.

Torroba anunció, además, que con los escasos recursos que tiene hoy la Municipalidad “estamos abriendo una licitación para reponer vehículos y mejorar los servicios que se prestan” y enfatizó que “el objetivo número uno fue equilibrar el municipio”.

Tras la palabra del intendente, se abrió una ronda de preguntas sobre distintos temas por parte de los dirigentes políticos, que fueron respondidas por los secretarios presentes y concejales.

Comentá la nota