Encuentro del Consejo Federal de DD.HH.

"Los derechos humanos no son un paquete o una cajita feliz, cada ciudadano debe luchar por su vigencia", afirmó Eduardo Luis Duhalde, quien preside en la capital pampeana la VIII Reunión del Consejo Federal de Derechos Humanos.
Representantes de los organismos provinciales de DDHH deliberan desde ayer en las instalaciones de la Asociación Agrícola Ganadera de Santa Rosa. El tema principal es la elaboración del Plan Nacional de Derechos Humanos, aspecto que abordó el responsable nacional en esa materia, Eduardo Luis Duhalde, en diálogo con Radio Noticias.

"El propósito es que el Plan esté elaborado en el año del Bicentenario, venimos trabajando en él desde 2005 con el apoyo en una primera etapa del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, donde se hizo un relevamiento global en el país con actores de la sociedad civil, sobre todo organizaciones no gubernamentales, que presentaron centenares de propuestas".

En el marco del encuentro del Consejo Federal en Santa Rosa, que hoy concluirá, el secretario dijo que se analizarán las propuestas que luego se implementará en las provincias. "Luego quedará una etapa final en el orden nacional y esperamos tener en 2010 concluido este plan que son las metas y lineamientos sobre los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y los de incidencia colectiva como es el medio ambiente".

Duhalde remarcó: "Los derechos humanos hacen a todos los derechos que tiene el hombre por su sola existencia como tal, es decir los derechos fundamentales de la persona humana. Si tengo que fijar es una meta, puedo resumir diciendo que es tratar de mejorar la calidad de vida de los argentinos y el mayor respeto de los derechos de cada uno".

"La lucha por la vigencia de los derechos humanos no tiene fin, las sociedades van generando siempre mayores necesidades. A veces, desgraciadamente, la marcha de las naciones tiene avances y retrocesos; en una sociedad donde hay desigualdades notorias, pobreza, los derechos humanos están en grave falta".

El secretario nacional aclaró que los derechos humanos "no son un paquete o una cajita feliz, son derechos que uno tiene y por los cuales cada ciudadano debe luchar por su vigencia y es una responsabilidad de los poderes públicos y esto lo tenemos que ver desde una perspectiva, lo grave sería que la situación de violación de los derechos humanos en la Argentina fueran en aumento".

"Creemos que en el actual proceso nacional si tomamos como un punto de partida la crisis de 2001-2002, sin dudas que se ha avanzado en el respeto y la defensa de los derechos humanos", agregó Eduardo Luis Duhalde.

POCH.

El funcionario nacional se refirió también a la reciente detención en España de un ex piloto de la Armada (Julio Poch) vinculado con los "vuelos de la muerte" durante la última dictadura militar. "La Secretaría de DDHH trabajó muy activamente en este tema desde un primer momento puesto que fuimos los primeros receptores de la información proveniente de Holanda, de que había un piloto argentino con nacionalidad holandesa, que se jactaba en los círculos públicos de haber sido piloto de esos aviones y que se lamentaba de no poder haber asesinado a más gente".

"Eso implicó toda una investigación judicial a través del juez Sergio Torres con el apoyo de la Cancillería y del propio gobierno holandés, lo que permitió que esta semana detenerlo en el aeropuerto de Valencia".

El secretario de DDHH dijo que el juez federal Torres ya está tramitando el pedido de extradición a España para trasladarlo a Poch a la Argentina "y juzgarlo junto a los otros genocidas en la causa de la ESMA".

Julio López.

A tres años de la desaparición de Jorge Julio López, el secretario Duahlde indicó que hay una causa judicial, que la familia es querellante, junto a algunas organizaciones de DDHH. "Lamentablemente no han habido resultados positivos en la causa; Jorge Julio López sigue estando desaparecido y sus autores no identificados".

-¿La policía bonaerense es hoy un obstáculo para dilucidar este caso?

-No, como hipótesis puedo decir que los autores han sido personas que no puedo identificar, pero la gran diferencia con las víctimas de la represión ilegal es que cuando la dictadura hubo un plan sistemático impulsado desde el Estado, desde las más altas autoridades del Estado, de exterminio de la militancia y la disidencia social con respecto a la dictadura. Hoy, desde el gobierno nacional, y también desde las provincias, se impulsa el respeto y la vigencia de los derechos humanos. Hoy, en cualquier sociedad del mundo, y menos en la Argentina donde existió el terrorismo de estado, existan bolsones, pequeños grupos añorantes que ejercen el odio y la venganza.

-Sin dudas que la desaparición de López es un mensaje mafioso.

-Además de castigar a López, como testigo, se buscó intimidar a los testigos de otros juicios. Tanto el estado nacional como las provincias han hecho ingentes esfuerzos para tratar de lograr alguna pista en el caso López, pero todas se han ido desvaneciendo. Es una herida clavada en el costado del país.

Comentá la nota